Tiempo de una revolución del amor: la castidad prematrimonial del rockero Lenny Kravitz

“Carnaval: Tiempo de la Brillantina”
29 enero 2008
El Espejo
1 febrero 2008

Tiempo de una revolución del amor: la castidad prematrimonial del rockero Lenny Kravitz

lennyEl rockero estadounidense Lenny Kravitz ha revelado que dejó de practicar sexo hace tres años y asegura que continuará de esa manera hasta que llegue al matrimonio con la que sea una esposa.

Si queremos una circunstancia más adecuada para su anuncio, Kravitz está ahora inmerso en la promoción de su próximo disco, “It is time for a love revolution” (Es hora de una revolución del amor), que llegará a las disquerías el próximo mes de febrero.

Kravitz ha tenido una vida sexual turbulenta. En una ocasión confesó que perdió la virginidad siendo casi un niño. Además, ha mantenido sonadas relaciones sentimentales con muchas artistas como la cantante y actriz estadounidense Madonna o la actriz australiana Nicole Kidman.

Ahora hay quienes piensan que quiere recuperar el tiempo de abstinencia sexual perdida. El asegura que la decisión que ha tomado es una promesa hasta el día que se case, y podría enfocarse como una búsqueda de lo que su nuevo disco anuncia: Es hora de una revolución del amor, quizás sin que el erotismo sea la base o la excusa del amor, sino una forma más de expresarlo a través de un compromiso del corazón que se llama matrimonio.

Precisamente en esta línea el cantante explica que está en un momento de su vida en el que las mujeres tienen que tener para él algo más que un cuerpo bonito, “tienen que tener cabeza y espíritu”.

Kravitz se separó de su primera mujer, la actriz Lisa Bonet, en 1991, tras cuatro años de matrimonio.

Esta noticia del transgresor cantante, nos muestra que los principios del amor que establece La Biblia son vigentes y que son escudos protectores para evitar la degradación como la que vivió y ahora reconoce el cantante norteamericano.

Esperemos que esta “revolución del amor” que anuncia Kravitz sea más que una mera pantalla marketinera para obtener mayor venta de su más reciente disco y que los principios que dice ahora sostener sean auténticos, en un mundo donde los principios se venden y sostienen hasta que no den más réditos.

2 Comments

  1. sembrador dice:

    ¿Y eso que tiene que ver? ¿La moral cristiana qué base tiene?

  2. MARIANA dice:

    Ja. Lo gracioso es que Lenny Kravitz es judío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *