Carrera con vallas

La familia – 1
19 Marzo 2017
Wolverine – Logan
20 Marzo 2017

Carrera con vallas

Lectura: Hebreos 12:1 – 6

“despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante…” v.2

Se está anunciando una competencia especialmente novedosa. Se trata de una carrera entre la corredora más destacada del país y el caballo ganador del momento. La joven atleta correrá cien metros por el andarivel externo, mientras que el caballo con jinete correrán doscientos metros pegados al andarivel interno. Preparando el desafío, la deportista toma en cuenta varios detalles, como por ejemplo, que la pista por la que correrá, es más pesada que la de su costumbre.

La Biblia nos habla de una carrera en la que tenemos que participar todos. Cada uno tiene una pista para andar; pero sus detalles se van presentando mientras avanzamos. La corrida tiene obstáculos. A algunos podemos divisar de lejos y otros aparecen sorpresivamente. Ya sean vislumbrados o no, a todos los debemos evitar para seguir adelante. En ocasiones el obstáculo es tan grande que solo podremos saltarlo con una ayuda especial del Espíritu Santo.

Para correr necesitamos estar livianos. La carta a los Hebreos nos dice que debemos despojarnos de todo peso y del pecado que nos asedia. Los problemas que no llevamos a Cristo, además de las faltas no confesadas, son como grilletes que dificultan nuestro andar, que debe ser paciente y concentrado en Jesús.

Dios nos anime a seguir esta carrera y podamos poner en práctica las palabras de Pablo: “Pero de ninguna cosa hago caso ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios”. (Hechos 20:24).

Alicia Ituarte, Uruguay

Siempre con Jesús, marcharemos apartando todo estorbo.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *