Los años no vienen solos

17 febrero 2020

La luz del mundo

De la sección “Renovando el Espíritu” del programa “Los años no vienen solos”.   Escuche aquí el programa:  Por: Luis José Valdera “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni […]
6 febrero 2020

¿Qué es ser «sal de la tierra»?

De la sección “Renovando el Espíritu” del programa “Los años no vienen solos”.   Escuche aquí el programa:          Extractado del sitio: «Protestante digital» Autor: Oscar Margenet   Mientras mantienen su condición, los verdaderos discípulos de […]
30 enero 2020

¡Vive con entusiasmo!

De la sección “Renovando el Espíritu” del programa “Los años no vienen solos”. Escuche aquí el programa:        Extractado del sitio: «Avanza por más» Autor: Esteban Correa “Continuamos con la reconstrucción y levantamos la muralla hasta media […]
15 enero 2020

21 de enero: Día Internacional del Abrazo

De la sección “Renovando el Espíritu” del programa “Los años no vienen solos”. Escuche aquí el programa:       Extractado de «Mi vida como cristiano» (WordPress) El eterno Dios es tu refugio, Y acá abajo los brazos eternos; El […]
19 diciembre 2019

Navidad con una esencia sencilla

De la sección “Renovando el Espíritu” del programa “Los años no vienen solos”. Escuche aquí el programa: Extractado de Misioneros Digitales Para los cristianos la Navidad es un tiempo muy especial. No es simplemente un recuerdo, ni un mero símbolo, […]

Este dicho popular que le da nombre al programa se utiliza haciendo referencia a reumatismos, canas, pérdida de memoria, etc.

Nosotros pretendemos hacerle al dicho popular un giro inverso, volviéndolo hacia su lado positivo y pensar en lo bueno que traen los años.

En el libro de Job 12:12 dice lo siguiente: “En los ancianos está la ciencia, y en la larga edad la inteligencia.” Así que de acuerdo a la Palabra de Dios, con los años también vienen la ciencia, la sabiduría y la inteligencia.

Hay un bagaje de experiencia que debe ser valorado.

Conducen: Nancy Rodríguez Antivero y Esteban Larrosa