Abuso Sexual en la Iglesia

TV basura: ¿Resignación?
17 agosto 2007
Haendel: Cómo enfrentar las tormentas de la vida
5 septiembre 2007

Abuso Sexual en la Iglesia

Un Concejal de Bogotá, Colombia pide que curas y pastores violadores aparezcan en los muros de la infamia.
Según informan las agencias GospelNoticiasCom y ALC Gilma Jiménez, concejal de Bogotá solicitó que: “Los primeros sujetos que deben estar en los denominados muros de la infamia son los sacerdotes y los pastores que, aprovechando su condición de poder o de afecto, abusan sexualmente de los menores de edad”. Jiménez agregó que “Las iglesias tienen que reaccionar de inmediato ante este tipo de delitos de lesa humanidad; no pueden seguir protegiendo a delincuentes que aprovechan el ‘hábito’ para someter a las niñas y niños a sus aberraciones sexuales”.

La Concejal pidió a los jerarcas de la iglesia católica y solicitó a todos los líderes de las demás confesiones religiosas levantar el fuero sobre aquellos sujetos que están siendo cuestionados moral y éticamente, dijo que el propósito que persigue es que la justicia colombiana los pueda investigar sin ninguna restricción.

Se espera que los primeros “muros de la infamia” se estén instalando en los próximos 15 días, reveló Jiménez, enfatizando que “se propondrá la instalación de vallas especiales para mostrar a los religiosos involucrados en delitos sexuales”, precisó. Jiménez se ha caracterizado por su trabajo en defensa de las niñas y niños de Bogotá.

Por su parte, algunos presidentes de denominaciones evangélicas se mostraron complacidos con la exigencia de la Concejal, quien recordó, mediante derecho de petición enviado a la iglesia Católica, que “todas las instituciones públicas y privadas, las instituciones religiosas y la comunidad en general, estamos amparados y regidos por la misma Constitución, la que señala en el artículo 44 la “prevalencia de los derechos de los niños sobre los derechos de los demás”.

“Este principio que tiene mucho de las enseñanzas de Jesucristo, es un derecho de las niñas y niños y no es negociable para ningún miembro de nuestra sociedad y es además de un imperativo legal, una obligación ética y moral para cualquier miembro de la sociedad”, añadió, indicando que el año pasado se practicaron más de 20.000 mil dictámenes de violencia sexual, 17.000 en menores de edad y de estos cerca de 15.000 en menores de 10 años, de los cuales el 70% de los casos no son denunciados”.

La concejal señaló que “el 80% de los agresores son familiares y conocidos de los infantes; cuando el agresor es cercano a la víctima y este ostenta una condición de poder como la de un sacerdote, que es además un guía espiritual, se viola la esperanza, la confianza y peor aún, la fe en la Iglesia”.
Pregunta de Discusión

Le preguntamos a los amigos de Radio Trans Mundial Uruguay que visitan nuestro sitio: ¿qué medidas deberían tomar las iglesias no solo para castigar, sino para prevenir que el abuso sexual suceda en nuestras comunidades cristianas?

Déje su opinión…

Por más noticias de la iglesia cristiana en Uruguay y el mundo visite: www.iglesiaenmarcha.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *