Zapping y Fe

Haendel: Cómo enfrentar las tormentas de la vida
5 septiembre 2007
Ayuno por la anulación de la deuda externa
10 septiembre 2007

Zapping y Fe

Comencé a escuchar Radio Trans Mundial (RTM) muy temprano en la mañana los domingos, cambiando la radio. Comencé a escuchar más que nada testimonios y otros temas que a veces me interesaban pero lo que me tocaba era cuando hablaban de aceptar a Cristo y daban testimonios de su vida y de la paz que la gente tenía. Por supuesto que Dios ya estaba obrando conmigo, me habían pasado muchas cosas, había ido a un colegio religioso, así que ciertos principios cristianos tenía, pero me había apartado de la fe. Tenía mi escala de valores aparte de Dios, y la verdad es que no me iba nada bien, me sentía muy mal.Cuando todavía no conocía a Jesucristo como Señor de mi vida, me sentía como la mártir de una situación, y fue como que de repente se me abrió un velo y me ví a mi misma y mi condición. Entonces ahí cambié mi forma de ser.

Comencé a escuchar lo que hablaban por la radio de abrirle el corazón a Cristo, de verse ante El, y ver como obraba, que llenaba la vida y los vacíos. Primero trataba a esa gente de locos y los escuchaba unos pocos minutos en la radio y los cambiaba, no los quería escuchar. Cada vez me fueron interesando más las audiciones, al punto que llegué a escuchar la media hora del programa de los domingos y después lo buscaba en la noche y los comencé a escuchar en la noche también, en algún momento les escribí y me respondieron.

Estuve así siete meses hasta que me entregué a Cristo, en el año 1991 empecé a escuchar y el 24 de mayo de 1992 acepté a Cristo en mi vida, fue hermoso.

Hasta que comenzaron a decir que convenía ir a la iglesia más próxima donde uno vivía y comencé a congregarme en una iglesia recomendaron desde RTM próxima a mi domicilio.

Todo lo que quería hacer era recibir a Cristo en mi vida e iba a la iglesia para hacerlo y en la iglesia en oración con el pastor acepté a Cristo en mi vida, ese día para mi fue hermoso.

Los que hemos recibido a Cristo sabemos que El nos cambia y ese día se manifestó la mano de Dios en varias cosas, pequeños milagros me pasaron ese día, el Señor me hizo ver que El estaba en ese día, que era un día especial. En oración habíamos pedido que Dios bendijera a todos los que me rodeaban y sentí que fue una bendición todo ese día, salí de la iglesia y parecía que caminaba en el aire. Y allí comencé a tener cambios, a conocer a Dios.

Creo que la radios llega a muchos lugares, escuchan los presos y aquellos que no quieren que los vean escuchando programas cristianos, yo se de religiosos de otras confesiones que no son precisamente evangélicos que están escuchando programas cristianos. Es una forma de llegar a la gente, y es importante que todos nosotros apoyemos en oración todo el trabajo que se está haciendo con la radio.

Se que hay personas que no pueden ir a la iglesia, porque están enfermos o porque son mayores, y gracias a Dios que hay radios donde se les puede pasar mensajes.

Evidentemente es un medio por el cual Dios los está usando y yo le debo muchísimo a la radio porque conocí al Señor por la Radio.

Antes de recibir al Señor en mi vida sabía que Dios existía, tenía fe, pero no podía nunca llegar a estar plena de Dios, no sentía el amor de Dios, no sentía amor por Dios, me sentía cargada de pecados y culpable de montones de cosas. El conocer a Dios, el abrirle el corazón a Cristo, pedirle que entrara a mi vida y verme como pecadora ante El, hizo que realmente El tocara mi vida y sentí paz y le pedí que entrara a mi vida y sabía que El me había limpiado entonces saqué todas esas cargas que tenía. Me sentía pecadora, con culpas, me sentía alejada de Dios y no veía medios para acercarme a Dios, y sin embargo lo había estado buscando toda la vida. Entonces todos esos vacíos se llenaron y tuve la paz de que Dios estaba conmigo.

En Radio Trans Mundial siempre busco lo que es enseñanza bíblica. Tengo un entusiasmo por leer la Palabra de Dios que espero se mantenga siempre. La Palabra me habla, es palabra de Dios y la siento viva y esto lo comencé a experimentar después de llegar a Dios. Dios ha hecho mucho en mi vida, me ha ido cambiando, me sigue cambiando día a día. Pasé por pruebas pero en ellas veo la mano de Dios, y la protección de un Padre que siempre está conmigo y que siempre nos está llamando la atención en un montón de cosas que tenemos que ir corrigiendo.

Siempre recomiendo la radio, para que la escuchen, incluso personas que recién llegan al Señor, es muy importante porque es una forma de mantenerse hasta que vayan a la iglesia, para mi es muy importante recibir palabra de Dios, porque es lo que nos nutre y es un camino seguro.

Estoy muy agradecida a Dios por la radio y cómo Dios la usó en mi vida, porque formaron mi vida y dejaron principios lindos en ella.

Sonia Folgar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *