Para Elisa

Dios en el banquillo
20 septiembre 2007
Reunión Con Presidente de la Cámara de Diputados – Proyecto de Ley Unión Concubinaria
1 octubre 2007

Para Elisa

Editorial RTM UY – Octubre 2007

A todos los que aporreamos el piano de mi generación, nos ponían a tocar “Para Elisa” de Beethoven.

“Para Elisa” tiene una historia muy interesante. Beethoven era un hombre bastante osco y rudo; y como todo hombre con estas características suelen esconder una gran ternura. Un buen día lo invitaron a participar de una fiesta, y consideremos que los hombres oscos son muy difíciles en las fiestas, porque no se relacionan facilmente con la gente. Alli se encontró con una niña con la que entabló un interesante diálogo. Ella le preguntó de qué trabajaba, y entonces él le contó que era músico. La niña interesada le contó que ella también, ella tocaba el piano. Entonces Beethoven le preguntó qué tocaba en el piano, ella comenzó a mencionar autores que tocaba, seguramente habrá mencionado a Mozart y todos aquellos que se estudian para iniciarse.
Él luego le pregunto:

-“¿Y Beethoven?”
-“No, Beethoven es muy difícil,” dijo la niña.
-“Y ¿cómo te llamas?” pregunto el maestro.
-“Elisa.”

Fue tal el impacto de la conversación y la sinceridad de esta niña que el maestro se puso a escribir esta pieza que llamó “Para Elisa,” pensando justamente en aquellos que están aprendiendo. La escribe pensando en esa niña y en el candor de esa chica y pensando también en algo que esa chica pudiera tocar y que nos abrió el camino a todos quienes tuvimos la dicha de aprender un a ejecutar el piano. No voy a decir que nos arruinó la infancia, pero en alguna forma el “Para Elisa” ha sido el caballito de batalla de los maestros de música.

Esto habla de algo muy importante en el genio, que es justamente, la capacidad de adaptación. Beethoven es difícil, pero en esta forma Beethoven bajó a la altura de la niña, habló el lenguaje de ella, puso al alcance de los dedos infantiles una obra maestra.
Y esa sensibilidad de acercarse, de bajarse de una altura inalcanzable, es una de las características más importantes que uno valora dentro de la fe, que es la capacidad de Dios de acercarse hasta nosotros.

Cuando miramos la persona de Jesucristo, decimos que es Dios acercándose y hablando en el idioma de los hombres. Jesucristo es (y lo decimos con todo respeto) como el “Para Elisa” de Dios, es tratar de encontrar el lenguaje adecuado para comunicarse con los hombres y tener una relación directa con Dios – hombre.

Es interesante que al final de su vida, Jesús le dice a uno de sus discípulos ante la insistencia de un pedido de que le muestre al Padre o a Dios, él le contestó: “el que me ha visto a Mi ha visto al Padre.” Todo lo que Dios “es” estaba en él; así como todo el genio de lo que Beethoven “es” está en “Para Elisa,” de alguna forma está presente. Todo lo que Dios es se simplifica para que yo lo entienda. Esta es la grandeza de Dios, que Él puede hablar el lenguaje de los hombres, puede hacerse hombre, puede hacerse entender por los hombres y en Jesucristo realmente entendemos la gran dimensión del Amor de Dios, es un amor tan grande que se rebaja a si mismo, para poder comunicarse con nosotros. Ojalá encuentre en cada hombre la respuesta que merece tan grande sacrificio como este, el de acercarse para hablar el mismo lenguaje del que está abajo y no puede entender.

Nota: Tomado del Programa Beethoven I de la producción Tierra Firme de Radio Trans Mundial Uruguay. Escuche el programa completo en reconocimiento al genio de Beethoven en nuestro sitio de Tierra Firme: www.tierrafirmertm.org en la sección descargas.

8 Comments

  1. gina dice:

    hola esto es para beethoven y su melodia para elisa hoy me pidieron en la escuela sobre beethoven y la verdad hice un t.p sobre el y mi mama hiso un cuento donde aparese el y me gustan sus melodias un beso grande gina

  2. javier dice:

    no creo en dios. En cuanto a para elisa, me parece una de las melodias mas hermosas que existen. Y tambien rescato la humildad del genio al bajar al nivel de la niña, es admirable, lamentablemente hoy hay muchas personas q les falta esa humildad.
    bueno un abrazo

  3. DEBORA dice:

    HOLA SOY DE ECUADOR Y ME GUSTO EL TEMA PIENSO QUE DIOS TAMBIEN BUSCA UN LENGUAJE PARA QUE NOSOTROS LOS PODAMOS ENTENDER. ME GUSTARIA QUE TRATARAN SOBRE EL PINTOR GERONIMUS BOSS Y SUS OBRAS POR QUE NO LAS LOGRO INTERPRETAR MUY BIEN. BENDICIONES SOY DEBORA TENGO 16 AÑOS SALUDOS DESDE ACA.

  4. Patricio dice:

    Muy interesante lo expresado en esta reflexión, creo fielmente en la dimensión que toma Dios a traves de Jesucristo para acercarse a nosotros, muchas bendiciones a Uds. y a vuestro Ministerio.
    Saludos desde Chile.

  5. Laura dice:

    Me encantó la comparación que hicieron, diciendo que Jesucristo es el «Para Elisa» de Dios. Es maravilloso saber que tenemos un Dios que es capaz de humillarse al punto de poder llegar a todos.
    Dios les bendiga.

  6. La verdad que me impacto. Le doy gracias a Dios por este dicernimiento que le ha dado al hombre para expresar su palabra, su mente, y su obra a través del hombre. Las verdades de nuestro Señor Jesucristo siempre edifican y nos alimentan fisica, emocional y espiritualmente. Muchas gracias por su programa y que El Señor les siga bendiciendo, hasta la próxima’.

  7. Livio Daniel Sosa dice:

    Me gustò.
    BENDICIONES.

  8. Livio Daniel Sosa dice:

    Me gustò lo que leì.
    BENDICIONES.
    Con AMOR en NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *