Terremoto en las bolsas

Sobrenatural
9 septiembre 2008
La Codicia: El gran motor social
23 septiembre 2008

Terremoto en las bolsas

Estos días han sido muy angustiosos para el sistema financiero mundial. Es que los grandes bancos han entrado en una profunda crisis, producida en el mismo corazón del sistema económico global. Existe la probabilidad que algunos actores de alta talla (como el caso de Lehman Brothers Investment Bank) desaparezcan, y que se reduzca el número de empresas que gestionan en el mercado. Así también es muy probable que tengamos una desaceleración en los principales motores del mundo como son EEUU, China y Europa.

Sobre todo, me llamó la atención la abrupta caída de una de las aseguradoras más importantes del mundo AIG (rescatada por la Reserva Federal de los EEUU), que sostiene a muchos otros Holdings y conglomerados financieros. Me preguntaba que si quien tiene que asegurarles a otros, dándoles un respaldo en tiempos de crisis, se resquebraja y quiebra… ¿qué podemos esperar de los más débiles en la cadena? La realidad del efecto dominó nos atemoriza.

Fragilidad. Esto es lo que uno siente cuando recibe este tipo de noticias de los centro mundiales, pues los miramos desde un pequeño país tercermundista incapaces de hacer nada para frenar esta ola que es un tsunami del que no podemos escapar, pero vemos inevitablemente que se nos viene encima. Esto me ha hecho reflexionar en lo débil que son las seguridades humanas, y lo efímero que es todo; y la necesidad del ser humano de encontrar un sostén más allá de si mismo y de las aparentes poderosas maquinarias organizativas del sistema económico y tecnológico actual que nos asombrar por su sofisticación. Nada de todo esto impidió que hoy estemos en una profunda sacudida.

También me ha hecho reflexionar en los impresionantes contrastes. Hoy día la FAO habla que hay 925 millones de personas que sufren hambre. ¡Sí! Gente que se va todos los días a dormir, no con apetito, sino con HAMBRE. Mientras por el otro lado, vemos que todos los países del primer mundo (en pocas horas) sacaron de sus reservas cientos de miles de millones de dólares para estabilizar el traspié del sistema capitalista. Por ejemplo, para evitar que la empresa AIG quebrara, se aprobó la friolera de 85.000 millones de dólares para asistirla. Todo esto quiere decir que el mundo tiene posibilidades de solucionar el hambre en el mundo hoy mismo, pero el dinero se guarda para ocasiones como éstas; otros especulan y aprovechan la crisis para devorarse a los débiles y aumentar su poderío. Mientras tanto decenas de millones de personas tienen que resolver sus necesidades básicas con menos de un dólar diario. ¿Podría vivir usted con esa cantidad?

Esta crisis debería hacernos pensar y darnos cuenta la realidad en la que estamos. Poco podemos hacer desde nuestra posición, y nos da impotencia. Pero mucho se puede hacer dentro de nuestro círculo de influencia, ayudando a tan siquiera una persona salir de la miseria y darle un proyecto de vida por el cual vivir como un ser creado a la imagen de Dios, al igual que lo son los que dominan al mundo moviendo sumas de dinero descomunales.

Creo también que es hora que repensemos cómo está organizada la sociedad y generar corrientes de pensamiento que promuevan nuevos paradigmas en los que el amor a Dios y al prójimo sean los motores de nuestra acción y no la violación del décimo mandamiento que es lo que domina al sistema económico globalizado actual. ¿Se lo recuerdo? Dice: “No codiciarás” (Exodo 20:17).

En la próxima editorial la seguimos.

Lic. Esteban D. Larrosa – RTM Uruguay

4 Comments

  1. Carolina Vallejo dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que planteas , Alicia. Tb. a diario veo esa realidad.Mi primer encuentro cara a cara con eso fue en 1986 cuando trabajando en Cerro Norte, veía salir a mis niños de la escuela a buscar huesos en la basura para luego pelarlos. Da «cosa» leerlo pero mucho más verlo. Así que todo lo que podamos ayudar , ayudemos.

  2. alicia dice:

    Excelente reflexión sobre lo que está sucediendo hoy. Doy gracias a Dios y a RTM por su trabajo a la disposición de todos. GRACIAS !!
    Sentimos impotencia frente a esta realidad que tiene como base el egoismo humano que desconoce a Dios y su mandato. Pienso en la carta de Santiago que amonesta a quienes ven pasar las necesidades y se muestran indiferentes . La desigualdad es moneda corriente en nuestra sociedad. Mientras unos pasan hambre, o trabajan arduamente para apenas sostenerse, otros cobran sumas millonarias para exhibir desverguenzas.
    En mi viaje diario al trabajo, aqui en nuestro pais, por lo menos diez personas suben al bus para solicitar una moneda. No solo esto no ha cambiado sino que se ha incrementado.

    Por eso les felicito por la generosidad de dar Palabra, pensamientos que ayudan a ver otros caminos para la Sociedad. Caminos de Amor a Cristo, que nos señalan el deber de procurar el bien de los demás.
    También pienso que en esta hora la Iglesia de Cristo, que debe reflejar el Amor de Dios para TODA la humanidad, debe responder mostrando aun apoyo los unos por los otros. Jesús dijo que el mundo nos conocería por nuestra unidad. Y esa unidad se puede ver en la vida practica. Primero estar confiados en nuestro Dios y luego cada uno en su area de influencia estar atento a las necesidades del projimo.
    DIOS CONTINUE AVIVANDO LA OBRA DE RTM Y LES CONTINUE USANDO COMO FARO EN ESTA SOCIEDAD QUE HA PERDIDO EL RUMBO.

  3. santiago spinelli dice:

    Cuando ocurren estas catástrofes económicas, es allí donde también nos damos cuenta de la insignificancia del ser humano, donde se desvanece toda su creencia todopoderosa, y es en este momento donde podemos afirmar al igual que el Eclesiastés » todo es vanidad»,
    «Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
    Tiempo de nacer y tiempo de morir, tiempo de plantar y tiempo de arracar lo plantado» Eclesiastes 3.1-2.

    Lo más triste de todo es que seguramente cuando ocurren estas trastornos en la economía global, son los más débiles los que sufren las consecuencias peores, y los más pobres, se convierten aún en más pobres.

    Ante estas situaciones, nosotros los cristianos debemos aún más reafirmar nuestra fe, apoyándonos en nuestro único sosten, Jesús.

    Un abrazo y continúen adelante con este hermoso proyecto de rtm.

  4. Carolina Vallejo dice:

    Sensibilizar en éstos temas es fundamental en tiempos que corren.No nos pueden pasar por el costado. Muchos proyectos de ayuda se pueden implementar y los que ya existen darlos a conocer para poder colaborar.
    Desde nuestros principios cistianos y junto a ellos y con ellos podemos pensar, orar y llevar a la práctica.Dios ama al dador alegre y además tenemos un Dios muy rico.
    Adelante!!! Lic. Carolina Vallejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *