Esta Navidad ¡Cuide su salud!

China: Cuando la Navidad es un negocio
11 diciembre 2009
Nobel de la Paz: «A veces la guerra es necesaria»
14 diciembre 2009

Esta Navidad ¡Cuide su salud!

foto_frutasLa salud es un tesoro invaluable que debemos cuidar siempre, hablamos de salud como protegerla y ser prudentes durante todo el año. No obstante, durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, la mayoría de personas descuidan su salud excediéndose con las comidas y bebidas, abandonando las dietas y olvidando los tratamientos médicos prescritos. ¡Qué fácil olvidamos las palabras del Apóstol Pablo que nos dice que nuestros cuerpos son TEMPLO del Espíritu Santo! (1 Co. 6:19) ¿Cómo lo trata usted?
Los excesos y descuidos de la época, hacen que el organismo sufra las consecuencias y finalmente los abusos terminan pasando factura a la salud de millones de personas alrededor del mundo.

Por esta razón, las fiestas de fin de año pueden ser peligrosas, sobre todo para quienes padecen enfermedades crónicas como diabetes, hiperlipemias, hipertensión, etc, ya que después de una importante acumulación de comidas, cenas y bebidas típicas de la época, los valores de presión, triglicéridos, colesterol, etc., pueden sufrir importantes alteraciones y causar un impacto negativo en la salud.

Quienes siguen algún tipo de tratamiento, especialmente los ancianos y niños, no deben abandonarlo en estas fechas, pues el que sea Navidad no significa que puedan tomarse unas “pequeñas vacaciones“.

El excesivo consumo de alcohol, las pocas horas de sueño y las cenas y comidas copiosas altas en grasas, sal, azúcares, etc., son algunos abusos de las fiestas de fin de año que perjudican la salud. Por ello no es extraño que Enero sea uno de los meses donde se registra una mayor tasa de mortalidad en muchos lugares.

Entre los principales padecimientos que afectan la salud durante las fiestas navideñas están:

Intoxicaciones por alcohol

En Navidad se dispara el consumo de bebidas alcohólicas, llegando a los niveles más altos, por lo que aumentan las intoxicaciones por alcohol. Se estima que las urgencias relacionadas con este tipo de intoxicaciones aumentan en un 20%, así como los accidentes de tráfico vinculados a las mismas.

Alergias Alimentarias

Durante este periodo es habitual comer alimentos poco frecuentes en la dieta, lo que muchas veces termina desenmascarando algunos padecimientos alérgicos.

Trastornos digestivos

Los trastornos digestivos por las grandes comilonas de fin de año son muy frecuentes. Generalmente en esta época hay alimentos más difíciles de digerir, debido a las grasas, ciertos minerales y toxinas que algunos contienen.

La ingesta desmedida de comidas y bebidas alcohólicas irrita el organismo provocando distintas alteraciones gástricas, como dispepsia, reflujo esofágico, flatulencia, vómitos, diarreas, entre otros.

Para evitar las molestas indigestiones sin privarse de los deliciosos manjares de la época, evite los excesos, coma con moderación y no abuse de las bebidas alcohólicas.

Intoxicaciones alimentarias

En ésta época muchas personas consumen alimentos fuera del hogar en diferentes ámbitos festivos, lo que eleva la demanda de alimentos preparados y hace que proliferen sitios de producción y consumo que no reúnen las condiciones sanitarias requeridas.

Muchas personas sufren algún tipo de intoxicación alimentaria por ingerir alimentos contaminados que han sido mal manipulados durante su preparación. Una cocción insuficiente, un recalentamiento impropio, o un congelamiento o refrigeración inapropiados, son algunas causas.

Los síntomas de una intoxicación alimentaria pueden manifestarse tan sólo unos minutos después de comer o hasta 36 horas más tarde.

Para evitar las intoxicaciones alimentarias, conviene lavarse las manos regularmente, lavar los alimentos crudos antes de consumirlos y adquirir los alimentos en lugares limpios y seguros.
Salud Mental

Durante las fiestas navideñas algunas personas se sienten nostálgicas o melancólicas y otras se muestran apáticas o experimentan sensaciones de vacío o carencia.

Estos sentimientos de desánimo se deben generalmente a razones como: soledad, baja autoestima, problemas familiares, problemas financieros, recuerdos de navidades pasadas, consumismo, altas expectativas respecto a la navidad, entre otros.

Para mantener la buena salud mental en Navidad, los expertos recomiendan algunas cosas como: planear las compras y preparativos con tiempo para evitar el estrés; hacer un presupuesto para los gastos de temporada y apegarse a él para no endeudarse; no sentirse obligado a participar en todas las actividades; compartir tiempo con otras personas (visitar asilos de ancianos u otras organizaciones que brinden ayuda a necesitados).

Además, no tiene porqué estar solo en Navidad si no lo desea, pues hay muchas personas buscando compañía en ésta época.

Estrés

Aunque se supone que la navidad es tiempo de alegría, relajamiento y gozo, es un acontecimiento que genera mucho estrés. Esto se debe a que muchas personas se agobian por el exceso de trabajo que supone la época, que incluye: la compra de regalos, celebraciones empresariales, los preparativos para la cena, la planeación de actividades familiares, las visitas, etc. Esto hace que las personas vivan las fiestas navideñas con mucho estrés y les impide disfrutar de ellas.

Lo que recomiendan los expertos es afrontar estos días con sencillez y naturalidad y sobre todo tener presente que lejos de ser un compromiso, la navidad es una época de alegría, y una oportunidad para disfrutar, compartir y convivir con la familia y los amigos, en unidad, gozo y armonía.

Consumo de drogas

La Navidad y algunos días como el 31 de Diciembre y el Año Nuevo, es una de las épocas de mayor riesgo para las recaídas o la iniciación en el consumo de drogas como la cocaína”, según leemos en un artículo titulado “La Navidad puede perjudicar seriamente la salud”.

Aumento de peso

En Navidad, la gente que está siguiendo una dieta suele abandonarla. Según estudios, al final de las fiestas navideñas el promedio de aumento de peso es aproximadamente de tres kilogramos.

El sobrepeso no solo afecta la estética, sino la salud, así que si quiere conservar la línea y la salud sin dejar de disfrutar las delicias de la época, se recomienda hacer ejercicio diariamente y comer con moderación durante las fiestas.

Así que, le proponemos que recuerde el mandamiento del Apóstol Pablo en forma de pregunta para que nos evaluemos y tomemos conciencia cabal de cómo y por qué festejamos esta fecha tan importante:

¿No saben ustedes que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que Dios les ha dado, y que el Espíritu Santo vive en ustedes? Ustedes no son sus propios dueños, porque Dios los ha comprado. Por eso deben honrar a Dios en el cuerpo.

Nota: Se tomó como base un artículo con el mismo nombre publicado originalmente por salud.com

2 Comments

  1. Ester dice:

    Me parecen todos los itemes muy interesantes y en especial el referido a Salud mental. El artículo(en ese espacio) alude a los que viven solos. Hay muchos cristianos que viven solos. En estos casos es importante valorar «ese vivir solos». Si es la voluntad de Dios es ese el «mejor estar» entonces no hay melancolía, ni tristeza ,el Señor está siempre y si esta es su voluntad es lo MEJOR. Valoremos lo que Dios nos brinda y disfrutemos la situación en la que estamos, puede ser definitiva o transitoria, sólo El lo sabe.Piensen cuantos están rodeados de gente y están solos.
    1ª Tesalonicenses 5.18

  2. Ester dice:

    Excelente advertencia .Es necesario el equilibrio en todo : físico, espiritual , emocional, afectivo, etc. Comer sano, sin excesos es algo que agrada a Dios. Debemos ser ejemplo en todo. Somos Templo del Espíritu Santo, tenemos un cuerpo que debemos cuidar.

    Tb. en éste aspecto debemos ser ejemplo, por supuesto nadie es perfecto y la gordura , los exceso alimenticios entran por la boca;nadie engorda porque si.

    Disfrutar de la vida pasa por comer sano , no debemos ser necios , debemos ser sabios.

    Si miramos la foto es fantástico como los colores de las frutas nos atraen; verduras y frutas crudas o cocidas ¡qué exquisitez! Aprendamos a comer bien y enseñemos a comer bien .

    Tb. serán Felices Fiestas si cuidamos al alimento espiritual y el físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *