Una Visión Perfecta

“A través de la Biblia”
2 febrero 2011
¿Qué significa “permanecer” en Cristo?
2 febrero 2011

Por: J. Vernon McGee*

Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase. Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo. Él, mirando, dijo: Veo los hombres como árboles, pero los veo que andan. Luego le puso otra vez las manos sobre los ojos, y le hizo que mirase; y fue restablecido, y vio de lejos y claramente a todos (Marcos 8:22-25).

Aquí está un notable milagro de nuestro Señor. Seguramente no hay ningún valor medicinal en la saliva, pero nuestro Señor lo utiliza para aumentar la fe de este hombre.

¿Por qué usó este método? ¿No podría abrir los ojos de este hombre como lo hizo en otros casos? Por supuesto que podría. Podría haber hecho que este hombre viera claramente desde el principio. Pero hay una lección para el hombre y una lección aquí para nosotros.

Hay tres etapas en este caso:

1. La ceguera. Todos comenzamos ciegos espiritualmente. Como el hombre ciego podemos decir, “Antes estaba ciego, pero ya puedo ver.” Pero usted notará que ganó la visión sólo parcialmente, y sólo Marcos nos dice esto.

2. La visión parcial. ¿No es nuestra situación hoy? “Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara…” (1 Corintios 13:12). De vez en cuando recibo una carta de una persona que piensa que tiene un gran discernimiento espiritual. Pero le tengo que confesar algo. Yo sólo veo por espejo oscuramente. Hay muchas cosas que no entiendo.

Hay algunas personas que no piensan eso. Piensan que saben todo lo que hay que saber de todo. Sócrates, en su día, declaró que él era el más sabio de los atenienses. Eso sorprendió a todos porque él era un hombre muy humilde. Así que le preguntaron lo que quería decir. Y dijo algo así, “Pues hay muchos atenienses que piensan que saben, y yo sé que no sé. Y porque yo sé que no sé, yo soy el más sabio de los atenienses.”

Permítame decirle que hay muchos creyentes hoy que piensan que saben. Pero Pablo nos dice que vemos por espejo oscuramente, y así es nuestra condición en esta vida. Pero al final cuando llegamos a Su presencia, conoceremos como somos conocidos. ¡Seguramente estará contento cuando yo llegue allí donde voy a saber algo!

3. La visión perfecta. La tercera etapa es la visión perfecta. Tendremos la visión espiritual 20/20 cuando llegamos a Su presencia, y entonces podremos realmente ver. Usted notará que cuando nuestro Señor había terminado, le había sanado a este hombre completamente.

De Mensajes Editados sobre Marcos por J. Vernon McGee

* El Dr. J. Vernon McGee es el fundador y escritor de los materiales del popular programa “A Través de La Biblia” que produce, emite y distribuye Radio Trans Mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *