¿Qué se hace en el Cielo?

“A través de la Biblia”
19 julio 2011
“A través de la Biblia”
20 julio 2011

¿Qué se hace en el Cielo?

Por: Dr. Luis Palau*

El cancionero popular ha demostrado que existe gran curiosidad e ignorancia de qué cosas se hacen en el cielo y otros también se preguntan qué se hace en el infierno. Por ejemplo, una canción de un grupo llamado “Los Tulipanes” se titula: “En el cielo no hay”, en la cual se hace una apología del vicio como si la droga, la comida y el placer a corto plazo fueran un paraíso terrenal incomparable con la vida eterna ofrecida por Jesucristo. El Dr. Palau contesta estas preguntas: “¿Qué se hace en el cielo?” Y “¿Qué se hace en el infierno?” en los siguientes párrafos, tratando de esclarecer la ignorancia que está campeando sobre el tema.

Le recomiendo que lea todo el libro de Apocalipsis. Eso le dará una mejor noción de todo lo que se hace en el cielo. Dice así el capítulo 21: “Dios vive ahora entre los hombres. Vivirá con ellos y ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos para ser su Dios”. Esto es lo que nosotros llamamos el cielo. “Dios secará todas las lágrimas de ellos, y ya no habrá muerte, ni lloro, ni lamento, ni dolor, porque todo lo que antes existía ya pasó. Entonces el que estaba sentado en el trono dijo: Mira, yo hago nuevas todas las cosas. También dijo: Escribe, porque estas palabras son verdaderas y se puede confiar en ellas. El me dijo, Ya está hecho. Yo soy el principio y el fin, como las letras “A” y “Z” en el alfabeto. Al que tenga sed, yo le daré de beber del manantial del agua que da vida sin que le cueste nada. Los que salgan vencedores recibirán todo esto como herencia y yo seré su Dios y ellos serán mis hijos”.

El capítulo 22 dice: “Entonces el ángel me mostró un río limpio del agua que da vida. Era claro como el cristal y salía del trono de Dios y del Cordero, en medio de la calle principal de la ciudad, o sea del cielo. Y a los dos lados del río crecía el árbol que da vida, que produce frutos doce veces al año. Da su fruto cada mes y las hojas del árbol sirven para sanar a las naciones. Ya no habrá allí nada que esté bajo maldición. El trono de Dios y del Cordero estarán en esa ciudad, que es el cielo, y sus siervos le adorarán. Le verán cara a cara y llevarán su nombre en la frente. Allí ya no habrá noche, y los que viven allí no necesitarán luz de lámpara ni de sol, porque Dios el Señor los alumbrará; y ellos gobernarán por todos los siglos. Luego el ángel me dijo, Estas palabras son verdaderas y se puede confiar en ellas”.

El libro de Apocalipsis describe claramente quiénes van al infierno. Jesucristo dice así: “En cuanto a los cobardes, los que no creen, los odiosos, los asesinos, los que viven en inmoralidad sexual, los que practican la brujería, los que adoran ídolos, y todos los mentirosos, a ellos les tocará ir al lago que arde con fuego y azufre, que es la segunda muerte” (Apocalipsis capítulo 21). Allí notamos en parte quiénes van al infierno, y nos indica que es un lugar de tormento y dolor horroroso.

Lamentablemente, según la Biblia, en el infierno no se hace nada. Sólo se sufre y se agoniza en lo que la Biblia llama el fuego eterno, las llamas eternas, el lago de fuego y azufre. No es un tema agradable.

Pero así como en un partido de futbol un equipo gana y el otro pierde, el que gana se alboroza y el que pierde agoniza; así también en el partido de la vida. Los que ganan, o sea, los que confían en Cristo y caminan con El, irán felices al cielo para toda la eternidad, pero los que rechazan a Dios y a su Hijo Jesucristo, según la Biblia, van al infierno. Allí hay sufrimiento y agonía eterna, una separación y una soledad que carcomerá por los siglos de los siglos. Todavía estamos a tiempo para escapar del infierno.

* Dr. Luis Palau – Participa en la programación de RTM UY con su espacio “Cruzada” que se emite de lunes a viernes, 23:15 hs desde el inicio en 1981 por el 610 AM.

4 Comments

  1. Dr. Pedro dice:

    ¡Por fin!… ¡La recompensa!

    Después de años y años de dedicación a Dios, cumpliendo sus estatutos, acatando sus ordenes, siendo buenos y siguiendo al pie de la letra su palabra… y después de morir, al fin seremos recompensados con lo que siempre hemos esperado: “El Cielo/Paraíso”.

    Y asumo que el Creyente Cristiano que lee esto no será tan ingenuo como para dedicarle toda su vida, esfuerzos y dinero a un Dios sin saber exactamente cuál es la recompensa por obedecer a Dios.

    Curiosamente cuando le pregunto al Creyente Cristiano cómo será ese Cielo/Paraíso, casi nunca están seguros de cómo sería. ¿Por qué?… Porque la Biblia, que es la palabra que supuestamente nos dejó Dios para entenderlo… no aclara casi nada. Solo nos dice unas cuantas frases repetitivas y surrealistas de cómo será ese Cielo/Paraíso que tanto anhela el esperanzado cristiano. Y lo poco que nos dice sobre el Paraíso… es francamente de locos

    • elrusoperes dice:

      doctorcito, no me gusta tu tonito de superado.
      Un poco más de respeto, que estás en una página cristiana, y ese libro, La Biblia, es mucho más grande que vos con tus títulos y todo.

  2. serrana dice:

    agradezco este mensaje a jesucristo mi pastor,el es nuestro salvador y protector.el bendiga a luis palau su corazon grande para darle a los hombres tantas enseñanzas

  3. Noe Alanguia dice:

    Esta enseñanza es muy clarificador, fortalece mi vida espiritual, Dios Bendiga a Pastor y Dr. Evangelista Luis Palau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *