Vergüenza uruguaya en Haití

“A través de la Biblia”
7 septiembre 2011
“A través de la Biblia”
8 septiembre 2011

Vergüenza uruguaya en Haití

Por: Esteban Larrosa*

Como uruguayo estoy avergonzado de la manera aberrante en que varios soldados compatriotas se comportaron con un ciudadano haitiano y que hoy recorre los titulares y sitios de Internet de todo el mundo. De la misma manera, pido perdón al muchacho, su familia y todo el pueblo haitiano por esta horrible demostración de barbarie de estos marineros uruguayos (que irónicamente fueron como parte de las fuerzas de paz la ONU) la cual repudiamos todos quienes habitamos este país y tenemos en alto los valores cristianos del respeto y amor al prójimo. Ruego a Dios que sane las heridas físicas y emocionales provocados por estos uruguayos y que Jesucristo cure en su totalidad a este joven que fue creado a imagen de Dios y ese solo hecho demanda que se le trate con dignidad. Sin duda que estos marineros merecen la disciplina acorde a lo que la ley establece. Más dada la responsabilidad que se les confirió para establecer la paz y no ser parte del problema de un pueblo ya golpeado por la tragedia, que aprendan de sus acciones, reconsideren sus actitudes y que cambien su manera de pensar para que cambie su manera de vivir.

Permanecen desde aquí, nuestras oraciones por este joven, su familia y el pueblo de Haití al que durante todo este tiempo hemos apoyado.

Como institución RTM ha apoyado desde hace muchos años a los cristianos de esa isla caribeña, proclamando el mensaje del evangelio hacia Haití desde Bonaire (800 AM) en las Antillas Holandesas y en al menos dos radios dentro del país que transmiten programación cristiana en creole y francés. Tras el último terremoto, RTM Uruguay ha enviado el apoyo solidario de iglesias y cristianos uruguayos a los haitianos para alimentar su fe en medio del desastre, transmitiendo esperanza e información práctica para enfrentar la vida post-terremoto. Incluso varios profesionales de la salud uruguayos cristianos junto con diversas instituciones participaron de al menos dos misiones médico-humanitarias en que asistieron profesionalmente y compartieron su fe a través del servicio. Entre ellos estaba el Dr. Álvaro Pandiani, quien tiene una columna semanal en la programación de RTM Uruguay a través del 610 AM. Esperamos que todo esto hable más fuerte del sentimiento y acciones de otros uruguayos que expresan solidaridad y apoyo concreto que el aberrante trato dado por los implicados en la triste noticia que circula mundialmente.

* Lic. Esteban D. Larrosa – Director RTM Uruguay.

3 Comments

  1. Monica dice:

    Pobre Haitianos no solo las catostrofes climaticas les destruye sus vidas, tambien la maldad del hombre , me asquea saber que existen “Engendros del Demonio” porque la verdad que eso es lo que son, no son seres humanos son “COSAS SIN SENTIMIENTOS”…Delen los años que les den de prision eso no le reparara el daño moral , psicologico y espiritual de ese joven hatiano..Hay del que cometa tal barbarie que aya arriba Dios es testigo y su mano es bien pesada,ya les llegara la justicia divina.

  2. Carlos dice:

    Si, que bronca y que indignación, y sobre todo cuanta idiotez y torpeza vemos que hay en todo ese asunto. Pero… – siempre hay un pero – Como nos hacen morder el anzuelo los zares de los medios de comunicación en este tema !!. Ellos tienen el extraño “don” de convertir un incidente deplorable en un producto de consumo masivo y lo ponen encima de la mesa del cliente (nuestra gente) con una gran moña de color. En verdad que he perdido la cuenta de cuantos días llevan ya vendiendo este tema los mercaderes de chismes y malas noticias. En mi humilde opinión ya está. Peores actos que estos ocurren a diario en todo el mundo, incluso en nuestro bendito país hay situaciones de mucha mayor gravedad que por distintas circunstancias no son abordadas con el mismo énfasis.
    El Dr. Pandiani dice que a los políticos les interesa la imagen del país, y es cierto, ellos dicen que es muy grave por ser en el exterior del país. Entonces ¿no es lo mismo si se hubiera cometido en el interior ?
    Debemos orar por el joven abusado, si es correcto. Pero también debemos orar por todos los que en nuestra propia sociedad están siendo abusados a diario y no ocasionalmente y que no son noticia. Debemos orar por todos los cristianos que están siendo perseguidos y maltratados en Oriente y en Asia y que no son noticia. Y oremos también para que los grandes medios de comunicación de una buena vez comiencen a asumir la responsabilidad social que les toca y dejen de vender miseria humana con moña de color. Eso si sería noticia.
    Saludos.

  3. Álvaro Pandiani dice:

    Esteban, gracias por recordar lo que en su momento intentamos hacer por el pueblo haitiano, nuestro pequeño grano de arena para ayudar a la gente de Haití.
    También estoy consternado y avergonzado. Durante el tiempo que estuve en ese país, nuestra labor médica recibió la ayuda de haitianos desinteresados que oficiaron de traductores; ellos (y ellas) también trabajaban de sol a sol, la mayoría de las veces por apenas un plato de comida, para ayudar a su propio pueblo. En ellos conocimos excelentes y entrañables personas. cuando pienso en ese joven haitiano abusado los recuerdo a ellos, y entonces… ¡¡Dios mío, qué bronca, qué indignación!!
    Bien dice el sabio en Eclesiastés, un pequeña locura echa perder la obra de un sabio. Todo lo que Uruguay ha hecho, oficialmente y por iniciativa privada, para ayudar al pueblo haitiano, tirado por la borda por cuatro o cinco nefastos sujetos…
    A los políticos les interesa la imagen del país. A nosotros, como cristianos, debe interesarnos el joven que sufrió el abuso, su salud, su vida, su familia; su futuro. Oremos para que el Señor Jesús sane toda herida, y que este desgraciado asunto no cierre su corazón a la fe que puede darle una dimensión insospechada de paz y felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *