Entorno hostil para la salud mental

“A través de la Biblia”
15 noviembre 2013
Paul McCartney y la gracia de Dios
15 noviembre 2013
ENTORNO HOSTIL PARA LA SALUD MENTAL

ENTORNO HOSTIL PARA LA SALUD MENTALPor: Ps. Graciela Gares*

El siglo XX trajo aparejado un notorio incremento de la expectativa de vida del hombre. Asimismo, las enfermedades mentales adquirieron repentinamente una mayor magnitud, en opinión de la Organización Mundial de la Salud (Boletín OMS, 2000).

En Uruguay, como en otros países del planeta, se le asignaba poca prioridad a la salud mental, asumiendo quizá que la enfermedad psíquica afectaba sólo a un grupito de infortunados individuos. A ello se sumaba el estigma social que siempre se asoció a padecer de trastornos o desequilibrios mentales.

En el siglo XXI cada vez más se reconoce a nivel mundial y también local que los problemas mentales incapacitan a mucha gente, a veces gente joven, y aunque no son mortales, suelen en ocasiones inducir al suicidio a quienes los padecen. Además, se asocian a una mayor prevalencia del contagio de VIH.

En Uruguay, la demanda de atención de la salud mental trepó un 76 % en el período 2012 -2013, según el Programa de Salud Mental del MSP. De ello podemos hacer por lo menos dos lecturas:

En primer lugar, es muy positivo que hoy hospitales y sanatorios brinden asistencia psicológica y psiquiátrica a todo el que lo solicite, en el marco del nuevo Sistema Nacional de Salud.

Es asimismo, muy bueno que no nos genere tanto prurito acudir en búsqueda de ayuda cuando advertimos que nuestro ánimo se encuentra perturbado por largo tiempo y no logramos revertir la situación.

El matiz preocupante de la noticia es que probablemente, como ocurre en el resto del mundo, la salud mental del pueblo uruguayo viene deteriorándose.

Sin dudas, los rigores de la vida postmoderna están haciendo mella en nuestra psiquis. Insomnio, ansiedad, pánico, depresión, ánimo cambiante, alcoholismo, ingesta compulsiva de alimentos, ludopatía, son algunas de las tantas expresiones de las perturbaciones psico-emocionales que hoy nos afectan.

Otros procesos más severos como el trastorno obsesivo-compulsivo, la bipolaridad, la esquizofrenia, enfermedad de Alzheimer, y la demencia senil son formas graves de patologías mentales que agobian a un sector de la población y sus familias, afectando notoriamente su calidad de vida.

Según el Programa de Salud Mental del MSP, la mitad de las principales enfermedades que existen hoy en el mundo estarían relacionadas al área de la psiquis humana. La depresión sería la piedra angular sobre la que se desarrollan otras enfermedades. Por ello, es fundamental buscar ayuda a tiempo antes que pueda derivar en trastornos más complejos o en suicidio.

Dicho Programa también entiende que las enfermedades psiquiátricas se originan en la infancia y la Organización Mundial de la Salud precisó que la génesis de la patología psiquiátrica se situaría antes de los 14 años de edad.

Un entorno hostil para la salud mental se habría configurado a partir de la excesiva “tecnologización” de la sociedad, donde el contacto humano mengua en tanto crece el contacto con la máquina; los pilares y el entramado de la familia se alteraron, y prima la comercialización de la existencia humana (OMS 2000).

Al hablar de los determinantes sociales de la salud mental la OMS (2005) también se refirió a las injusticias sociales, la pobreza y la violencia.

Años atrás escuché a un conferencista explicar cómo el ambiente en que desarrollamos nuestra existencia puede “fabricar” una persona mentalmente desequilibrada. El análisis era muy interesante y partía del supuesto que nadie nace con una perturbación mental, a lo sumo podemos llegar a este mundo con una predisposición (no con la enfermedad).

Entre las causas ambientales de gran incidencia para el desarrollo del desequilibrio mental, señalaba:

-gestación y nacimiento no proyectado ni asumido por lo progenitores

-sistemas socio-económicos de números “perfectos” y personas “ausentes”

– manos inútiles a los 40 años

-historias de “desencuentros”

-objetivos cambiantes en el orden familiar, social, etc.

-discursos descalificadores que tiran por tierra todas las defensas del individuo

-“intereses” que se sitúan por encima de “valores”

-pasados funestos, futuros temibles, presentes de muerte. No poder contar una buena y coherente historia de vida personal.

-vidas sin vocación, sin llamado, ni trascendencia.

En aras de prevenir trastornos o desórdenes de la mente, la OMS plantea proteger los atributos positivos de la salud mental y fomentar el estado de bienestar desde la infancia.

Ello requiere de hogares que sean “entornos saludables” que aporten identidad, diálogo, no violencia, respeto, afecto expresado, límites, objetivos claros de vida, aprendizaje de la resolución pacífica de conflictos, alegría de vivir.

Asimismo, demanda iglesias que sean “entornos saludables” donde se hable la verdad en amor y exista perdón, reconciliación, amor fraterno. Valdrá la pena priorizar la labor de los educadores de niños en escuelas “dominicales” que inculcan valores humanos cristianos, fe, espíritu de agradecimiento y responsabilidad en niños, niñas y adolescentes.

Quizá no exista mucha investigación académica que identifique cuáles son los pilares para una buena salud mental. Pero es válido inferir que principios como la verdad, el amor, la paz, el perdón, un propósito de vida y una sana espiritualidad son claves para un psiquismo equilibrado y armonioso. Ninguno de estos insumos pueden adquirirse en shoppings, ni hay gobiernos o Estados que puedan asegurarlos. Tampoco el actual “supermercadismo religioso”. Es una provisión de Dios para quienes optan por estrechar el vínculo con Él.

Aún sigue vigente lo que el apóstol Pablo dijo en los albores de la iglesia a los creyentes de Filipos, quienes se habían reconciliado previamente con Dios:

“Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender, y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos, porque ustedes están unidos a Cristo Jesús”. Filipenses 4:7 – La Biblia

* Ps. Graciela Gares – Participa en la programación de RTM Uruguay que se emite por el 610 AM – Columna: “Tendencias” – Lunes 21:00 hs.

1 Comment

  1. Carmenza guarin de barrios dice:

    Gracias por estas ayudas y basadas en la verdad que es Jesucristo .gracias por ayudar a la humanidad de manera integral.bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *