La Amargura de Comer del Libro Dulce

Juan Wesley ¡Gran Evangelista!
9 enero 2015
¡Todos a bordo!
9 enero 2015

comer-del-libroPor: J. Vernon McGee*

La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra. Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel. Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre. (Apocalipsis 10:8-10)

Esta orden viene de Cristo en el cielo mientras Él dirige cada acto registrado en el libro de Apocalipsis. Él está completamente en control. Apocalipsis es el libro que glorifica a nuestro maravilloso Salvador. Él es el Juez de toda la tierra, y vemos que Dios lo ha exaltado hasta lo sumo y le dio un nombre que es sobre todo nombre. Si la voz aquí no es de Cristo, Él ha dado la orden al ángel que hable desde el cielo.

Juan se convierte en un participante en el gran drama que se está desarrollando ante nosotros. Él está obligado a hacer una cosa muy extraña, que tiene un significado muy típico. Él come el librito según las instrucciones del ángel, y los resultados son agridulces. Comer el librito significa recibir la Palabra de Dios con fe.

La parte de la Palabra de Dios tomado por Juan fue el juicio. Era dulce, porque el futuro es dulce. En Génesis 18:17 leemos: ” Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer,…?”  Es dulce saber lo que Dios va a hacer, pero cuando se da cuenta de que el juicio se acerca, es amargo. Juan recibió con entusiasmo la Palabra de Dios, pero cuando vio que más juicio iba a seguir, trajo aflicción del alma y el dolor del corazón. Era dulce en la boca y amargo en el sistema digestivo. Si usted y yo podemos tener placer en la lectura de esta sección de la Palabra de Dios y los juicios que caerán sobre la tierra, entonces tenemos que orar mucho para obtener la mente de Dios. Es dulce conocer el Libro de Apocalipsis y lo que Dios tiene planeado hacer, pero cuando nos enteramos de que el juicio viene al mundo que rechaza a Cristo, no podemos regocijarnos en eso. La profecía se vuelve amarga.

Hay otra aplicación muy real. Muchos comienzan el estudio de la profecía con entusiasmo, pero cuando se dan cuenta de que se aplica a su vida y que hace exigencias a ellos personalmente, pierden interés, y se convierte en algo amargo. Mucha gente dice: “No quiero oír hablar del libro del Apocalipsis. No me gusta la profecía. ¡Me asusta! ” Puedo decirles que debería asustarle, pero debería estar en tu boca dulce como la miel. Por desgracia, hay un montón de gente que le gusta estudiar la profecía, debido a la curiosidad natural de conocer el futuro, pero descubrirán que no hay nada en la Palabra de Dios que los ministra más a una vida santa que el estudio cuidadoso de la profecía. “Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro…” (1 Juan 3:3). Ser estudiante de la profecía y vivir una vida de desobediencia sólo dará lugar a la anormalidad. La razón por la que oímos de tanta anormalidad en la interpretación de la profecía en estos días es porque la Palabra de Dios no domina las vidas y los corazones de las personas que la estudian. Es lamentable que a la gente le interese más la profecía que vivir la vida cristiana.

 Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes. (Apocalipsis  10:11)

Usted puede estar seguro de una cosa, que Juan no tenía prejuicios. Creía que todas las naciones, todos los pueblos, todas las lenguas y gente de todo color, deberían oír la Palabra de Dios. Tienen que escucharla porque necesitan ser advertidos de que el juicio viene. Si ellos pasan por la Gran Tribulación, pronto reconocerán que no es el Milenio – de hecho, se sentirán como si hubieran entrado en el mismo infierno. Esto es lo que entristeció a Juan. Por esta razón este pequeño libro se convirtió en un libro amargo para Juan: Es obligado a profetizar contra muchos antes de que Cristo venga a reinar.

Mi amigo, el estudio de la profecía tendrá un efecto evidente sobre su vida: O le acercará a Cristo, o le llevará más lejos de Él.

* J.Vernon McGee fue el creador y fundador de “A Través de La Biblia” que se emite todos los días de lunes a viernes de 22:30 a 23:00 hs. por el 610 AM. Este artículo fue tomado de Mensajes Editados sobre Zacarías

5 Comments

  1. Fidel tineo. dice:

    Yo creo que no se trata de estudiar sino de escrutar que es diferente estudiar.se estudia para un examen aprobar o desapeobar ,pero escrutar es vivirla que la palabra se haga carne en mi y que actue el espiritu santo en mi comvercion.

  2. Juan Jesús Arriaga Guevara dice:

    ya viene el Juicio de Dios en este año ya son los últimos tiempos el mar está arrojando peces el arco iris se volteó hacia arriba en el cielo viene la tempestad juicio a naciones inicia Brasil China y todo el mundo ya está próximo este año se cumple el librito del apocalipsis Dios está prolongando su misericordia para que más almas lo busquen y aceptar a Jesús como su salvador

  3. Edwin García dice:

    Un saludo atodos la pas con todos vosotros. Pues la berda me gusta mucho el libro del Apocalipsis. Incluso yo veo que está palabra deve ser un tema muy radical para nuestra vida pues claro en eya se consuma todo lo escrito los castigos los oyes los crujir de dientes. Etc ay un .multud de frases qnos indican .que este libro debe deser enseña punto por punto porq es nesesario .qlas almas sepan estas cosas que an de suseder .pero el problema de oy endia es que muchos ala palabra. Con disciplina la sienten dura ..recordemos el señor en una ocasión les dise alos disipulos esto os ofende pues los disipulos sintieron dura la palabra del señor ..mi opinión es dar la palabra ino cayarla es por el bien de todos ..bueno yono quiero que esa palabra algún día sea amarga para mi siyo no cumplo en otras palabras tanbie será amarga ami bida

  4. jean-marc lindsay dice:

    san juan 5-14 despues le hallo jésus en el templo,y le dijo mira,has sido sanado.no peques mas
    PARA QUE NO VENGA ALGUNA COSA PEOR.

    QUE COSA PEOR VENGA DESPUES DE PECAR .

  5. SAUL ALONZO dice:

    “PUES SI ANUNCIO EL EVANGELIO,NO TENGO PORQUE GLORIARME;PORQUE ME ES IMPUESTA NECESIDAD;Y !AY DE MI SI NO ANUNCIARE EL EVANGELIO!,POR LO CUAL,SI LO HAGO DE BUENA VOLUNTAD,RECOMPENSA TENDRE;PERO SI DE MALA VOLUNTAD,LA COMISION ME HA SIDO ENCOMENDADA”. (1 Co 9:16-17)*.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *