Cárcel de Ricos

Evangelio y corrupción
29 enero 2017
Apretando el botón de pausa
31 enero 2017

Cárcel de Ricos

Lectura: Eclesiastés 6:1 – 12

“…Dios no le da facultad de disfrutar sino que lo disfrutan los extraños.” v2

Teniendo la ocasión de compartir con el vicepresidente de uno los bancos suizos más poderosos del mundo, quien además de su alto cargo, maneja una de las más grandes fortunas latinoamericanas, me decía muy correcto y sincero: “…si quieres ser millonario, tienes que desear serlo; pero yo he decidido no serlo, porque vi con mis propios ojos como familias enteras se ’mataban’ por el dinero, o como mentes brillantes moran sin disfrutar sus millones; millones luego dilapidados por sus hijos y nietos. Créeme, yo valoro el tiempo, no el dinero”.

El famoso tenista Andre Agassi, en la contratapa de su libro Open Memorias, escribe: “Odio el tenis, lo detesto con una oscura y secreta pasión, y sin embargo sigo jugando porque no tengo alternativa. Y ese abismo, esa contradicción entre lo que quiero hacer y lo que de hecho hago, es la esencia de mi vida”. Ambos testimonios, en parte contrapuestos, me recordaron a Eclesiastés 6:2, “El hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ellos, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso.
Interesante que el texto no considera a la fama, el dinero ni los títulos como una garanta segura de contentamiento. Pero considera al tiempo y su forma de inversión como elementos que solamente Él dispone a favor de quienes Él ha decidido disponer. Tampoco atribuye al hombre como el hacedor de las riquezas, sino que se posiciona a sí mismo como el soberano en dicha provisión material.

Freddy Almada, Paraguay

Vanidad es la búsqueda de contentamiento fuera de Dios.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *