Cicatrices de la vida

Lo valioso de una mujer
23 enero 2017
Milagros – Robert Berry
24 enero 2017

Cicatrices de la vida

Lectura: Filipenses 4:1,7

“Regocijaos en el Señor siempre.” v.4

Qué difícil es sonreír cuando el camino se pone cuesta arriba; cuando lo que se ha propuesto alcanzar, se ve tan lejano; y lo adverso de la vida, es el principal impedimento para alcanzar los logros que te hayas proyectado realizar. Un joven universitario recién casado, debía dejar sus estudios para dedicarse a trabajar. Fue una dura decisión, pues era una época difícil en el país. Así se desmoronaba su primer proyecto de vida, y que daba lugar a comenzar otro. Este asistía a una congregación haca poco tiempo, y como muchos que se inician en los caminos de Dios, estaba con el primer amor espiritual entre Él y Jesús.
Cada decisión que tomaba lo hacía después de consultar a Dios en oración. Los trabajos eran mal remunerados; por lo que no podía pagar un alquiler, de manera que ocupaba una habitación en casa de los padres de su esposa. Vinieron los hijos y se hizo incomoda la situación, de manera que era necesario buscar una nueva casa. Así que nuevamente comienza su nuevo proyecto colocándolo en las manos del Señor. Sabía que económicamente era imposible, pero eso no sera impedimento para alcanzar su objetivo.

La alegría que produce cada logro alcanzado es inefable, y más grande es cuando lo obtenemos por la intervención poderosa de nuestro Padre celestial. “Por nada estén preocupados, sino sean conocidas sus peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con gratitud”. Filipenses 4:6. Nada que no podamos lograr, puede producir una herida. As también lo que obtengamos nos envanezca. Cuando clames, Él responde y fortalece tu alma.

Jorge Pinilla Burgos, Chile

Las cicatrices del pasado, cuentan la historia del futuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *