Envidia y Egoísmo

No vuelvas atrás
25 enero 2017
Un escéptico confronta al cristianismo
26 enero 2017

Envidia y Egoísmo

Lectura: Santiago 3:13-18

“Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.” v.16

Moody gran predicador evangelista, relató el cuento de un Águila que tenía envidia de otra porque podía volar mejor que ella. Un día el Águila vio a un cazador con arco y flecha y le dijo, “Deseo que mates a esa Águila volando en el aire”. El cazador dijo que si, solo que necesitaba unas plumas para su flecha. El Águila envidiosa sacó una pluma de un ala, el cazador lanzó la flecha pero no pudo alcanzar a la otra Águila porque andaba volando demasiado alto. El Águila sacó otra pluma, y así, hasta que perdió tantas plumas que ya no pudo volar. El arquero tomó ventaja de la situación, dio la media vuelta y mató al Águila envidiosa.

Aplicando la ilustración Moody dijo: “Si tú tienes envidia de otros, el que será más dañado por tus acciones serás tú mismo” La envidia es el deseo de obtener algo que posee otra persona y que uno carece. Se trata del pesar, la tristeza o el malestar por el bien ajeno convirtiéndose en resentimiento. El egoísmo es el amor excesivo que una persona siente sobre sí misma y que le hace atender desmedidamente su propio interés. El egoísta no se interesa por el prójimo sino rige sus actos de acuerdo a su absoluta conveniencia.
No se te ocurra pensar que eres sabio y bueno si en el fondo eres envidioso y egoísta, porque no hay peor mentira que esa. La envidia y el egoísmo no se originan en Dios, su origen es terrenal, carnal y diabólico. Nunca dejemos que esto se encuentre en nuestra vida.

Myriam T. Barrios O., Colombia

La envidia, si la dejas en tu vida te destruirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *