Un astronauta admira el diseño