Claves para triunfar

Ante el dolor ajeno
22 febrero 2017
Implicancias prácticas de la cercanía de Dios
23 febrero 2017

Claves para triunfar


Lectura: 1ª Corintios 9:24-27

“¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.” v.24

Nos fascinan las historias de deportistas que triunfan en sus diferentes disciplinas. Son historias inspiradoras porque muestran lo que todos deberamos hacer para lograr nuestras metas. Ante todo, se requiere ABSTINENCIA (v.24, 25). Todo atleta de alto nivel competitivo que quiere ser el número uno, debe evitar trasnochadas, comidas y bebidas contraproducentes a su desempeño.

El Cristiano, de igual manera, debe abstenerse de aquellas cosas terrenales que le impiden obtener el premio: Los deseos de la carne, de los ojos y la vanagloria de la vida (I Juan 2:15-17); Las obras de la carne (Gálatas 5:19-21) y el amor al dinero (I Timoteo 6:9-10). Además, se deben tener OBJETIVOS CLAROS (v. 26). Ningún atleta, se esfuerza sin tener clara su meta. Quieren ser el mejor y ganar la mayor cantidad de trofeos y dinero posible.

Así también en la vida hay que trazarse metas. Quien vive sin propósitos es como quien corre sin saber a dónde va o como quien pelea tirando golpes al aire. Para el hijo de Dios, la meta es alcanzar la corona incorruptible que Dios tiene preparada para todos aquellos que hayan peleado la buena batalla (II Timoteo 4:7,8). Finalmente se necesita DISCIPLINA (v.27). Pablo dice que golpea su cuerpo para no ser eliminado. No se trata de flagelación física. Se trata del dominio propio que debemos ejercer sobre nuestro cuerpo y sus apetitos para no perder la corona incorruptible. En Cristo es posible.

Evert Monroy, Honduras

Triunfar en la vida requiere esfuerzo.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *