Trabajo Hecho

Manteniendo una perspectiva adecuada
31 enero 2017
La insensibilidad ante la pobreza
1 febrero 2017

Trabajo Hecho

Lectura: Colosenses 3:18-25

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres”. v.23

¿Cuántas horas trabajamos al día? Puede que algunos dediquen 5, 8 e incluso más. Puede que alguien no tenga un horario fijo, o quizás ni siquiera tiene un trabajo al que dedicar horas, pero tienen que seguir cuidando de otros asuntos. Algunos son estudiantes y su trabajo es el de mirar a los libros y aprender. Otros, en cambio, ya han realizado la labor que les tocaba y ahora disfrutan de su merecido descanso en la jubilación. Sea lo que sea que hagamos, podemos plantearnos como hacerlo para los demás o para Dios.
Si lo planteamos desde la primera perspectiva, probablemente sentiremos una gran alegría al completarlo, pero es posible que luego venga una pregunta: ¿para qué? Aunque nos den reconocimiento, luego podemos pensar que mejor hubiera valido la pena no dedicar tanto tiempo.

Al fin y al cabo, es posible que solo estemos cumpliendo una obligación transitoria. En cambio, si lo planteamos como algo hecho para Dios, también tenemos una satisfacción de sentir que hemos cumplido, pero además sabemos que el Dueño de todo, que nos ha dado todo, incluso la labor puesta en nuestras manos, estará satisfecho. Eso sí nos da una alegría completa, porque sabemos que Él nos recompensará.
Sea lo que sea que hagamos, si lo llevamos a cabo teniendo presente a Dios, por muy pesada, costosa e incluso injusta que pueda ser la carga, la cumpliremos con más alegría y de una mejor manera, con más organización y disciplina y el trabajo hecho seguramente tendrá más calidad.

Mateus Rodrigues de Mendonça, España

El trabajo hecho para Dios produce más alegría.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *