Vivir la vida

Depresión juvenil – Mi ayuda viene de Dios
24 febrero 2017
El poder de la oración
25 febrero 2017

Vivir la vida


Lectura: Eclesiastés 7:10-14

“Alégrate en el día de la prosperidad, Y en el día de la adversidad considera: Dios ha hecho tanto el uno como el otro Para que el hombre no descubra nada que suceda después de él.” v.14

Son muchas las situaciones adversas que con frecuencia podemos llegar a enfrentar en la vida: una enfermedad, la pérdida de un ser querido, un conflicto familiar o laboral, un descalabro económico, o cualquier otra calamidad personal. Y por supuesto, cuando eso nos pasa tendemos a contrariarnos, y hasta podemos llegar a desanimarnos, por esto o aquello malo que nos pasó o nos está pasando. Realmente, reaccionamos así porque son situaciones difíciles de manejar. Sin embargo, cuando dichas cosas malas aparezcan, más que renegar de ellas lo que debemos hacer es vivirlas, esto es: enfrentarlas para superarlas.

De la vida recordemos que la misma es un Don que nos da Dios, por tanto, si es un regalo Suyo, eso quiere decir que es algo muy bueno, porque todo lo bueno proviene de Él. Sepamos también que la vida nos va enseñando a medida que la vamos viviendo, Dios por el contrario nos enseña para que sepamos como vivamos. Sin embargo, de la vida debemos saber igualmente que la misma no viene sola, sino que viene en un paquete completo de das claros y das grises, éxitos y fracasos, alegras y tristezas, risas y llantos.

Por tanto, sabiendo que es un regalo de Dios no debemos festejar solamente por lo bueno que recibimos y protestar por lo malo que nos está pasando en la vida, mejor que eso disfrutémosla con todo lo que trae ¡Vivámosla!

Hernán Díaz Castro, Venezuela

No dejemos que la vida se nos pase, mejor pasemos nosotros por ella.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *