Deja que Dios te “Apapache”

Recuerdos de una vida anterior
14 marzo 2017
¿Con la Ley de feminicidio alcanza?
15 marzo 2017

Deja que Dios te “Apapache”


Lectura: Jeremías 31:1 – 7

“Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”. v.3

A través del Facebook circuló el significado de una palabra de origen Náhuatl que me gustó mucho: apapachar. Significa “dar cariño” y dicen que la clase culta de los Aztecas lo utilizaba con un significado más cercano y profundo. Para ellos el sentido era el de “acariciar el alma”.

Como cristiana que soy y que he experimentado el amor de Dios en mi vida, me encanta pensar que es posible que Dios, a través de Jesucristo, “me apapache” aquí en la tierra y algún día, según Su promesa, en la eternidad.
Nuestra vida espiritual le importa mucho a Dios. Nuestra alma necesita de Él para tener un sentido. La primera función del alma es la de dar vida al cuerpo y es la parte que nos acerca, o no, a Dios. El alma nos hace superiores al resto de seres vivientes, pero toma un valor eterno cuando voluntariamente se la damos a Dios para que sea Él quien la cuide, la moldee, la proteja y cumpla su función que es estar en armona con Su creador. El apóstol Pablo nos enseña en 1 Corintios 15:22 que el ser humano resucitará, en alma y cuerpo, porque la muerte no termina con el hombre, ya que Dios, cuando lo creó, lo hizo inmortal y si por el pecado la muerte entró en el mundo, por Cristo entró la vida.

¿Y tu alma, de quién es? Deja que Dios te apapache y sea Él quien acaricie tu alma a través de Jesucristo. Dale tu vida hoy.

Laury Rodríguez Jara, España

Sólo Dios te puede amar eternamente.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *