Higos buenos

Las tres peticiones
28 marzo 2017
Jesús, ¿el único camino, o no?
29 marzo 2017

Higos buenos

Lectura: Jeremías 24

“Y me dijo Jehová: ¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Higos; higos buenos, muy buenos…” v.3

Jeremías ve una cesta de higos “buenos, muy buenos”. En hebreo, la palabra que traduce “buenos”, describe a una cosa que es placentera, agradable, de una mejor naturaleza, algo de gran valor y estima. El higo árbol, símbolo de prosperidad y garantía de seguridad bajo la bendición de Dios. La bendición de Dios descansaría sobre los deportados a Babilonia, pondría sus ojos para el bien de ellos, les haría prosperar y demostrarles que eran Su pueblo.
¿Cumplió Dios Su promesa? Sí, los escritos de Ezequiel y Daniel, así lo confirman.

Hoy día, hay personas como higos “buenos”, que entienden que la presencia y bendición de Dios están en cualquier lugar. Él no está confinado a un lugar o religión, es Espíritu, y busca a personas que le adoren en “espíritu y en verdad”. ¿Cómo entender que Dios bendiga al que está en una ciudad enemiga de Dios? Dios no está limitado a ninguna parte o lugar geográfico, todo depende si ponemos a Dios en primer lugar. Dios protegería, bendeciría y haría prosperar a los que estaban en Babilonia, pero no eran parte de ella. La palabra hebrea que se traduce “malos”, miserable, lo peor, infeliz, tener sobre sí la espada, el hambre, y la peste, hasta ser exterminados. Ese era el destino de los higos malos que fueron a Egipto donde crean estar seguros.

Conclusión, si somos como los higos buenos, Dios nos da un nuevo corazón, un nuevo espíritu, y nos da Su favor. Caso contrario, quien elige ser como el higo malo, será un infeliz.

Myriam T. Barrios O., Colombia

Debemos estar en el lugar que Dios ordene y así nos guardará.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *