No dudes

Las crisis que llegarán – 2
23 marzo 2017
Noticias Iglesia en Marcha – 25/03/07
24 marzo 2017

No dudes

Lectura: Romanos 4:13-25

“Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios…” v.20

En un mundo que le da mayor valor a la fuerza física, con la cual no cuenta un hombre de casi 100 años, como era Abraham, la lección de vida y de fe que nos deja, supera la posibilidad que pueda tener un hombre joven de ganar una carrera de atletismo o de hacer goles en un partido de futbol. Nos dice Pablo en Romanos, que Abraham esperó la promesa que Dios le dio, acerca de que tendría una gran descendencia, a pesar de tener casi 100 años, una esposa estéril y además anciana como él. Sin embargo, no se debilitó en su fe, no dudó de la promesa dada por Dios a pesar de las circunstancias, las cuales eran totalmente adversas, sino que al contrario, convencido del poder de Dios para hacer y cumplir todo lo que promete, le dio toda la gloria a Él.

Así que poco le pudo servir a Abraham la fuerza de la juventud, para dejarnos semejante legado de fe. Él conocíaa muy bien a su Dios y su ejercicio era fortalecerse en fe glorificándole, pues sabía que nunca le fallaría. En medio de este mundo de turbulencia, es necesario ejercitarnos espiritualmente en fe, tomar las promesas que Dios nos ha dejado en Su palabra (la Biblia) y así como lo hizo Abraham, mirar más alto que las mismas circunstancias, pues Él es más alto que todas estas realidades y sin duda veremos cumplidas las bendiciones de Dios.

Aminta de Medina, Colombia

Dios es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *