No somos hijos abandonados

La Biblia y la inteligencia
29 marzo 2017
Modelar la conducta
31 marzo 2017

No somos hijos abandonados


Lectura: Isaías 49:8, 26

“…Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.” v.15b

En mi país muchos son los niños en condiciones de vulnerabilidad; algunos por violencia intrafamiliar, otros por padres drogadictos o alcohólicos y otros abandonados por sus padres. Aun teniendo instituciones que se dedican a albergar a muchos de estos niños, no son suficientes para suplir las exigencias existentes y por lo tanto hay muchos en condición de calle.

Esto me hace pensar en todo este mar avasallador de las celebraciones de los días que el poder comercial y mercantilista hace del: día del niño, día del padre y del día de la madre etc. Si estos fuesen para resaltar los valores de la unidad y el amor de la familia; además del valor espiritual que Dios imparte a la familia que instituyó desde el principio de la creación, su contenido sería loable. Pero mayormente se traduce en un contenido material y de costo monetario.

Esta experiencia es una vivencia personal. El abandono de una madre a sus hijos: tres en total; todos pequeños: el del medio de dos años recogido por una anciana de buen corazón, la menor entregada a un matrimonio que la apadrinó, y la mayor a un orfanato. Esto como resultado de la muerte del padre de familia. ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Dios nuestro Padre nos ha prometido que será nuestro guardador y protector, y que jamás se olvidará de Sus hijos. Podremos sufrir el olvido o el abandono de quién tendría que amarnos y cuidarnos; mas Dios nos tiene presente en Su amor.

Jorge Pinilla Burgos, Chile

No olvidemos ninguno de los beneficios de Dios.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *