Señor, ¿qué quieres que yo haga?

Añadiendo a tu fe – 2
9 marzo 2017
Reglas y límites – Los diez mandamientos
10 marzo 2017

Señor, ¿qué quieres que yo haga?


Lectura: Hechos 9:1-9

“El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿Qué quieres que yo haga?” v.6

Cuando Saulo de Tarso se dirigía a Damasco para apresar a los discípulos de Jesús que vivan en esa ciudad, tuvo un encuentro que lo desestabilizó. Jesús mismo se le apareció y le preguntó por qué lo perseguía. Temeroso Saulo preguntó: “¿Qué quieres que yo haga?” Siguiendo las directivas del Señor entró en la ciudad donde ayunó, por tres días, tratando de saber qué esperaba Dios de él. La respuesta le llegó por medio de Ananías, un discípulo de Cristo, quién le dijo: “Hermano Saulo… el Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad… Porque serás testigo suyo a todos los hombres…” Saulo creyó, obedeció este llamamiento divino y con el tiempo, se transformó en el gran apóstol Pablo.

Dios nos ama y nos ha llamado para que, creyendo en Cristo tengamos vida eterna y para que disfrutemos de la vida terrenal haciendo Su voluntad. La Biblia nos dice que Saulo enseguida de ser sano y lleno del Espíritu Santo, comenzó a testificar de tal manera que la gente se maravillaba porque sabían quién era él.

De igual manera el Salvador quiere que en este año le sirvamos fielmente. Para lograrlo tenemos que pedirle que nos muestre Su voluntad. ¿Cómo conocer la voluntad divina? No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Si buscamos diariamente Su dirección en oración, el Señor nos irá guiando por medio del Espíritu Santo, quien además nos capacitará y nos dará el valor para obedecerle con gozo.

Rogelio Nonini, Argentina

Señor, muéstrame hoy Tu voluntad, porque deseo hacerla con gozo.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *