Compartiendo alegría

Erradicar los baobabs
19 abril 2017
Una esperanza viva
20 abril 2017

Compartiendo alegría


Lectura: 3 Juan 1:1 – 4

“No tengo yo mayor gozo que oír que mis hijos andan en la verdad.” v.4

Un antiguo compañero de trabajo me compartió una foto, junto a su esposa y su hija con el diploma universitario. Sus rostros reflejaban alegría. Repasé mentalmente las compras de pañales; luego las visitas de la pequeña con su muñeca y de la mano de su mamá. MÆs tarde vi su caja de colores y luego una espigada adolescente.

Comprendemos que el tiempo pasa inexorablemente para todos. Hoy aquella niñita que conocí, es una arquitecta que culmina una etapa de su vida. No pude menos que unirme al gozo de la joven y al de sus padres. Es estimulante compartir la dicha de los demás cuando alcanzan metas, pero Juan, tenía un motivo de alegría más trascendente. Los hermanos de la iglesia testificaron que Gayo está perseverando en la verdad del Evangelio, mientras también practica la hospitalidad. La noticia agrada al apóstol. Escribe en su carta que su mayor gozo es saber que sus hijos andan en la verdad. Para alguien que amaba tan entrañablemente al Señor, nada podría proporcionarle más deleite.

Jesús ya había enseñado a Sus discípulos a compartir alegrías. Participó de cenas de celebración, asistió a una boda, permitió que bulliciosos niños se le acercaran libremente y estuvo en fiestas que recordaban victorias de Israel. El Señor Jesús también habla del gozo del cielo. Se manifiesta delante de los ángeles cuando un pecador se arrepiente. (Lucas 15:7) En su carta a los romanos, el Apstol Pablo nos exhorta a gozarnos con los que se gozan. Y el mayor gozo es oír que más personas llegan a Cristo cada día.

Alicia Ituarte, Uruguay

Como en el cielo, gocémonos con los que andan con Cristo.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *