Corriendo hacia la meta

La Desilusión
5 abril 2017
Locura – Cordura
6 abril 2017

Corriendo hacia la meta


Lectura: Filipenses 3:8 – 14

“Prosigo a la meta.” v.14a

Todos tenemos un ideal; es decir, una noción bien clara de cómo debería ser algo, o alguien. Un modelo a seguir, un paradigma, excelente, perfecto y magnífico. En lo cotidiano, nos formamos ideales de cómo nos gustaría que algo fuera; un trabajo ideal, una familia ideal, una salud ideal. Tal noción de lo ideal en nuestra vida se vuelve nuestra meta, algo por lo que luchar en procura de alcanzarlo, de concretarlo y hacerlo realidad. La frustración cuando no lo logramos puede llevar a pensar que tal ideal es irreal, algo imposible de alcanzar, o inexistente en la vida real. Y muchas veces desistimos.

En la lectura de hoy, Pablo habla de una meta puesta ante él: la excelencia del conocimiento de Cristo, ganar a Cristo, ser hallado teniendo la justicia por la fe en Jesucristo, conocer a Cristo y el poder de Su resurrección. Para el apóstol, alcanzar la perfecta comunión con Cristo era lo de mayor valor; tanto que lo demás, comparativamente, era basura. Podramos decir que era su ideal; un ideal de vida cristiana y de vida de la iglesia.

¿Acaso no tenemos todos quienes creemos en Jesús un ideal de cómo debemos ser como cristianos, santos, siempre en victoria, sin caídas y firmes y un ideal de iglesia, llena del Espíritu Santo, con diversos ministerios funcionando y en continuo crecimiento? ¿Lo hemos alcanzado? Probablemente no, pues tal ideal puede ser difcil de lograr. Pero como fue para Pablo, nuestro pensamiento debe ser: no lo alcancé aún, pero sigo adelante, hacia la meta.

Álvaro Pandiani, Uruguay

Prosigue a la meta a la que Jesús te llamó.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

1 Comment

  1. Marcelo Gómez dice:

    Palabras para llegar al conocimiento de CRISTO , DIOS y crecimiento espiritual. Amor y vida eterna .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *