Ahora veo

Tranquilo… En paz
22 mayo 2017
Cómo derrotar la desesperación
23 mayo 2017

Ahora veo


Lectura: Salmos 119:17 – 24

“Abre mi ojos, y miraré las maravillas de tu ley”. v.18

Viajo mucho por las mismas carreteras. Desde hace algunos años no soy solamente yo quien conduce, por ello, he descubierto detalles de los paisajes que desconocía. En una de esas autopistas hay una planta de energía renovable donde miles de espejos planos atrapan la luz, proyectándola hacia una altísima torre que puede ser claramente vista desde lejos. El brillo es impresionante, pues cualquier rayo de luz se multiplica increblemente. En otra autovía pasamos por unos inmensos cultivos de girasoles. Están siempre mirando al sol, y cada pequeña planta está como que sonriendo a los que rápidamente pasan por ellas, como si transmitieran esa luz a cada uno de nosotros.

Se hace imposible no sentir los mensajes de felicidad invadiendo nuestros ojos. La carretera por donde más veces he pasado nos brinda un castillo del siglo 14 d.C. Si mis ojos están atentos a la calzada, cuando conduzco, el castillo esplendoroso no es más que ruinas; sin embargo, como pasajero, fijándome atentamente veo las ovejas pastando tranquilamente en la cuesta que sostiene a las inmensas murallas, al lado del más que milenario anfiteatro Romano del siglo 1 a.C.

Muchas veces nuestros ojos están cerrados a las maravillas de la Palabra de Dios. Estamos tan preocupados con lo urgente que no tenemos disponibilidad para contemplar la sabiduría del Señor, que necesita de nuestra atención para ser descubierta. Oremos como el autor de los Salmos, que pide a Dios que le abra los ojos para mirar las maravillas de Su ley.

Dirceu Amorim de Mendonça, España

La Biblia nos presenta la luz, la paz y fortaleza de Dios que necesitamos.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *