José Martí – Dos poemas

Tu mano derecha
30 mayo 2017
La Edad de Oro del Cristianismo
30 mayo 2017

José Martí – Dos poemas

“Cultivo una rosa blanca en junio como enero para el amigo sincero que me da su mano franca. Y para el cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardo ni ortiga cultivo; cultivo la rosa blanca.” Nos apropiamos de este poema para arrancar nuestro encuentro de hoy hablando de José Martí…

1 Comment

  1. Gabriel dice:

    Al analizar las obras del poeta José Martí no podemos obviar su reconocida condición de masón y, en algún caso ,considerado apóstol. Seguramente todos sus trabajos tengan la impronta de que su vida personal estaba sumergida, no desligada a lo que obedece a ésta filisofía_religión , con sus
    propios lugares de reunión, oraciones, ritos,juramentos, etc . En sí los poemas hoy tratados homológan expresiones que la Biblia también menciona en su libro de Génesis cuando los cardos y espinos(ortiga) se incorporan a la naturaleza a causa del pecado del Hombre.La rosa blanca, también como posible familiar de la zarza tantas veces utilizada por Dios, pudiera trazar un paralelo entre poema y Biblia. ¿Es que el hombre, como sugiere el poeta, en toda circunstancia utilizará la rosa blanca?. Por ser éste un espacio cristiano evangelico por excelencia, entiendo necesario el comentario y que inclusive en éstas épocas de sincretismo daría pie a una trabajo precisamente en éste lugar de temas libres, en marcar claramente la diferencias entre el cristianismo bíblico y , por ejemplo,la masonería u otras corrientes de pensamiento.
    “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos, porque¿qué tiene la justicia con la injusticia?¿y qué comunión la luz con las tinieblas? “2 Cor. 6 14
    – – – – – – – – – – – – – – – – — — — – – – —
    “Respondiendo el Rey les dirá:”en verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de éstos hermanos míos, aún a los más pequeños, a mí me lo hicisteis.” Mateo 25 35. Bendiciones “elrusoperez” por apoyo a hermano en su consulta.
    Señor, abrázanos con tu Espíritu en cada uno de nuestros momentos,no como el abrazo que le negamos muchas veces al hermano que precisa, abrazo que deseamos hacer en el cielo a los hermanos egipcios coptos, que en tí han confiado. En el nombre bendito de tu hijo Jesús. Gracias y Amén!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *