La mente espiritual

Responsabilidad paterna – 2
18 mayo 2017
La mentalidad de Reino
20 mayo 2017

La mente espiritual

Lectura: 1 Corintios 2:10-16

“Nosotros, por nuestra parte, tenemos la mente de Cristo.” v.16

Es muy difícil escuchar la voz Dios cuando la mente del cristiano se centra en las sutilezas y las propuestas del mundo. Mientras más conoces a Dios más entenderás Sus pensamientos. Tenemos la mente de Cristo para poder caminar en la vida cristiana. Él nos ha dibujado un mapa para que no haya extravíos. Cristo jamás nos dijo que el camino iba a estar desbrozado de espinas y cizaña, más bien que es angosto y difícil. Somos vulnerables.

Cuando nos enfocamos en la información que proviene del mundo, este nos embrolla en sus redes de miseria, nos aleja de lo esencial y nos hace ver a Dios como el proveedor casual, la tablita de salvación sólo para momentos de dificultad y flaqueza. Pero cuando vivimos enfocados en Cristo en los pensamientos que vienen de Su mente nos sentiremos aceptados, sin sentimientos de culpabilidad, no hay espacio para la depresión o el stress y experimentaremos realmente la vida abundante.

Dice la Palabra: “Nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo sino el Espíritu que procede de Dios, para que entendamos lo que por su gracia Él nos ha concedido” (1Cor 2:10). Somos tentados a hacerle caso al mundo porque es más fácil creer en lo que somos, lo que vemos, lo que sentimos. La mente de Cristo es fe, es la sabiduría que proviene de la misma esencia de Dios, la confianza en que Él mismo peleará nuestras batallas. Dios no espera que enfrentemos al mundo con nuestras habilidades y estrategias. Su mente nos impartirá discernimiento. Nuestra suficiencia viene de Él.

Faustino J. Zamora Vargas, Cuba

Cristo es más que suficiente para vivir.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *