La vergüenza

Arthur Miller – 1
26 junio 2017
Jesús en blue jeans
27 junio 2017

La vergüenza

Lectura: Judas 12 – 16

“Son fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.” v.13

Se cree que Judas el escritor de esta carta es el hermano de Santiago, pero la tradición atribuye al hermano del Señor Jesús mencionado en Mateo 13:55 y Marcos 6:3. Judas condena la actitud de los falsos maestros por seguir tres malos ejemplos: Caín, que no mostró respeto por su hermano, que fue hecho a la imagen de Dios; Balaán, que hizo desviar a Israel buscando ganancias personales; y Coré, quien rechazó la autoridad de Dios ejercida por medio de Moisés. Cuantas veces en la vida llegamos a no respetar a nuestros hermanos más humildes, y cuántas cosas hacemos solamente por ganancias personales, y cuántas veces rechazamos la autoridad de Dios sobre nuestra vida. Nosotros generamos nuestras propias vergüenzas, cuando nos comportamos como las fieras ondas del mar al no respetar al sencillo, cuando tratamos de llenar nuestros bolsillos usando artimañas y mentiras, cuando justificamos bíblicamente nuestra actitud incorrecta. Cuántas veces nuestra actitud es violenta, cuantas veces nuestra actitud es despreciativa y cuantas veces nuestra actitud es ambiciosa, y nos gloriamos en vez de avergonzarnos. La vergüenza es una virtud, un don natural de Dios que nos ayuda a comportarnos correctamente.

No en vano el famoso escritor argentino José Hernández en su libro Martin Fierro dijo lo siguiente: “Muchas cosas pierde el hombre que a veces las vuelve a hallar; pero les debo enseñar, y es bueno que lo recuerden: si la vergüenza se pierde, jamás se vuelve a encontrar”.

Daniel Vega, Paraguay

Avergonzados pidamos perdón por nuestros desatinos, y para que jamás nos avergoncemos por creer en el Señor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *