¿Por qué Dios permite?

Lecciones para la vida – 15
28 junio 2017
Desastres – Job
30 junio 2017

¿Por qué Dios permite?


Lectura: Romanos 8:28-31

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien…”. v.28

El dueño del almacencito de barrio estaba leyendo un periódico amarillista. Y antes de que yo saliera, me dijo: -“¿Y qué le parece amigo?” Me detuve lo miré, y me indicó la inmensa foto y un titular que hablaba de una tragedia. Y levantando un poco más su voz, remarcó: -¿Por qué Dios permite que haya tanta maldad? Y ¿Por qué permite que le sucedan cosas malas a la gente buena?

Nos paraliza ver tantas expresiones de maldad, y algunos llegan a pensar que a Dios no le interesa intervenir en este mundo. ¿Se interesa en verdad Dios por nosotros? La única manera en que nosotros podemos palpar a Dios es a través de Sus acciones. Es algo así como la electricidad Nadie la ve, pero todos sabemos que existe cuando la bombilla se prende. A Dios también lo podemos experimentar a través de la Creación. Nosotros somos muy sensacionalistas y tendemos a parcializar nuestra observación de Dios en las cosas malas que nos suceden. Sin embargo, pasamos por alto que estamos respirando, que tenemos vida, salud y comida, muestras de la bondad de Dios. Él no quiere nuestra desgracia. Fue Dios quién dijo: No matarás, No robarás, y No codiciarás. Él nos ordena esto para protegernos del mal. Lamentablemente no le obedecemos. Sufrimos por causa de nosotros mismos, pues hemos llevado caos a nuestro mundo por desobedecer a Dios. Dios no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan, afirma la Biblia.

Dairo Rubio, Ecuador

Para quien ama a Dios cada cosa negativa le recuerda Su amor eterno
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

1 Comment

  1. VICENTE SANTOS CEPEDA dice:

    DIOS SIEMPRE PUEDE LIBRARNOS DE COSAS MALA SIEMPRE QUE ESTEMOS BAJO SU MANTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *