Sin sorpresas

La familia en equilibrio – 3
15 junio 2017
Lealtad a la familia – Ruth y Noemí
16 junio 2017

Sin sorpresas

Lectura: Juan 6:60-68

“¿Queréis acaso iros también vosotros? Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.” Vs.67-68

La esposa de un amigo había presentado un problema de salud que definitivamente requería una intervención quirúrgica. Así que por esa razón hizo la petición correspondiente a la compañía de seguros que cubra estas circunstancias inesperadas. Después que presentó los recaudos necesarios la empresa de seguros le negó la cobertura apoyándose en una cláusula escondida en la póliza que determinaba que ese tipo de operación no estaba amparada en el plan de salud que haba adquirido. ¡Qué sorpresa!

Cuando pienso en esto me convenzo más de que Jesús no nos da este tipo de sorpresa. Cuando vino tal vez fue tenido como un líder innovador. Pero Su mensaje, no muy atractivo para algunos, no le ocultó nada a Sus seguidores. Les dijo que habría aflicciones y dificultades; que al seguirle, el camino no les sería muy cómodo. Una vez el Señor enseñó que para tener la vida eterna era necesario comer su carne y beber su sangre. Esas palabras los escandalizó, señalando que eran muy duras. Difíciles de aceptar. Y a partir de allí, muchos se volvieron atrás.

Sin embargo el Señor no suavizó Sus palabras como para que no desertaran los demás. Todo lo contrario. Más bien les dijo: ¿Queréis acaso iros también vosotros?. La acertada respuesta de Pedro fue: Tú tienes palabra de vida eterna. Si hay algo que el Señor no hace es ocultarnos las dificultades propias del seguirle. Él no nos dará ese tipo de sorpresas. Más bien, nos da la vida eterna y Su compañía todos los días de nuestra vida.

Hernán Díaz Castro, Venezuela

La única sorpresa de seguir a Cristo son Sus bendiciones nuevas cada día
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *