Columnas débiles

Job – 2
23 julio 2017
Con la fe pendiente de un hilo.
25 julio 2017

Columnas débiles

Lectura: Apocalipsis 2:1 – 7

“Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor.” v.4

Cuando era niño recuerdo, que mis padres, antes de irnos a dormir, nos llamaban a todos los hijos, nos sentábamos y nos llevaban a entregar el día, agradeciendo a Dios. Era hermoso, todos participábamos, los que sabían leer, lean algunos textos, los que ya habían aprendido a Orar, nos dirigían en la Oración, y cada da uno. Mas, considerando el texto central de esta reflexión mencionaré con dolor algunas cosas que yo llamo columnas o pilares; que se han debilitado, o simplemente han desaparecido de nuestras prácticas como cristianos. Me atrevo en decir que se ha dejado de practicar:
– Devocionales familiares
– Orar juntos en familia
– Estudiar la biblia,
– Preocuparnos por las necesidades de los demás

Al ver las ruinas de una infinidad de familias en nuestra sociedad, estoy convencido, que la Palabra de Dios se cumple, por haberse multiplicado la maldad. Estos pilares o columnas que han cado o desaparecido, o simplemente han sido desplazadas, cambiadas o reemplazadas por el pasatiempo excesivo de la televisión, la computación, y las reuniones sociales, esto ha conducido al desinterés por profundizar la vida espiritual de los creyentes, por lo que nos hemos vuelto copiones de sistemas o modelos atractivos, novedosos, pero que poco o nada tienen de ser consultados a Dios, si le agrada lo que hacemos. Finalmente, esto ha trado como resultado: vidas estériles, sin compromiso, llena de legalismos y un ferviente anhelo por hacer abandono de los templos construidos para Adorar, Proclamar y Estudiar, y compartir juntos.

Carlos Pacheco Barra, Chile

Preparémonos para que Dios obre en nuestras vidas y familias
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *