Evaluando resultados

Lecciones para la vida – 18
19 julio 2017
La mente de Cristo – 2
20 julio 2017

Evaluando resultados

Lectura: Hageo 1:1 – 15

“Meditad bien en vuestros caminos. Sembráis mucho, pero recogéis poco…” vv.5 y 6

Si se acumulan mis tareas, necesito mayor dosis de ánimo para realizarlas. Esto mismo le pasaba al pueblo de Israel. Cuando volvieron del exilio, encontraron el templo destruido.

Necesitaban aliento para reconstruirlo. Empezaron la gestión ágilmente, pero, posiblemente por ser ardua la faena, se cansaron y pronto la obra se detuvo. Así es que en vez de ocuparse de reparar el templo, cada uno construía su casa y atendía su propio negocio.

Dios envía al profeta Hageo para incitarlos a que sigan la obra iniciada. Inicia su prédica con un llamado a la reflexión. Deben meditar en lo que están haciendo y encontrar la causa por la cual se están esforzando, pero obtienen pobres resultados. Hageo también habla al gobernador Zorobabel, quien necesita mucho impulso para dirigir el reinicio de las obras. Cuando queremos restaurar algo dañado, necesitamos apropiarnos de paciencia. El camino de restauración puede ser largo, pero su fruto será tan bueno, que habrá valido la pena el esfuerzo. Si no estamos recogiendo lo que sembramos, posiblemente debamos buscar causas.

Es menester precisar el área de nuestra vida en que esto está sucediendo. Tal vez sea en lo afectivo. Nos brindamos a los demás y no recibimos comprensión. Puede ser que hemos llamado y no se abra una puerta de oportunidad, o que estemos trabajando mucho, y todo se va en gastos. Pidamos a Dios nos muestre si la falta de cosecha se debe a que tenemos que corregir algo, o simplemente porque aún no es tiempo de cosechar. Santiago nos recuerda que el labrador aguarda con paciencia el precioso fruto de la tierra.

Alicia Ituarte, Uruguay

De vez en cuando, es bueno meditar y hacer algún ajuste
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *