Preparados para vivir

Lecciones para la vida – 19
26 julio 2017
La mente de Cristo – 3
27 julio 2017

Preparados para vivir

Lectura: Salmos 90:1 – 10

“Convertíos hijos de los hombres”. v.3

Un domingo por la tarde al salir de casa, me encontré con un matrimonio ya mayor que paseaban juntos. El marido llevaba los auriculares puestos escuchando seguramente el partido del Real Madrid u otro de sus favoritos que se transmita a esa hora. Mientras él disfrutaba con la emoción del momento, la mujer iba a su lado con la frustración y seriedad reflejadas en su rostro. Caminaban juntos físicamente pero les separaba un abismo en la relación, faltando la comunicación entre ellos. Parecían un símbolo de la realidad que vivimos en nuestros días, la soledad y falta de comunicación que padecemos aunque estemos rodeados de gente.

Nuestra sociedad vive insensible ante la soledad, dolor y sufrimiento del prójimo. Pensamos que ya tenemos bastante con nuestros problemas para tener que pensar en los de los demás. Nos estamos acostumbrando a ser indiferentes ante el dolor humano. Un joven me decía: tengo que marchar de casa, no puedo soportar la convivencia con mis padres. Una mujer, hablando con mi hermana la comentaba: todo me es indiferente, no tengo ilusiones, sería mejor si muriese, ojalá no despertara por la mañana. Y tantos otros casos que muestran la triste realidad humana.

Sólo Jesucristo puede ayudarnos, dar sentido a la vida y guiarnos a través de la soledad, el temor e incertidumbre de nuestros das; darnos las fuerzas, paz y dirección que necesitamos. Jesucristo vive hoy y nos ofrece su vida para que la vivamos plenamente. Él pagó el precio por nuestros pecados, errores, muriendo en la cruz y nos extiende su invitación para tener un encuentro de perdón y esperanza en Él.

José Luis Briones, España

Con Jesucristo ¡Sí estamos preparados para vivir!
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *