¿Siempre lamentándome?

La coherencia
12 septiembre 2017
El perdón – 2
13 septiembre 2017

¿Siempre lamentándome?

Lectura: Salmos 42

“¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios, porque aún he de alabarle. Salvación mía y Dios mío.” v.5

Nada hay más alentador que comenzar el día de actividades con una actitud optimista. Mirar hacia las alturas, y dar gracias a Dios, por la nueva oportunidad que nos da para glorificarlo y honrarlo por todos Sus beneficios. Lamentablemente no todos pueden decir lo mismo. Para los que creen que hay un Dios soberano en todo, debera ser un estilo de vida. Pero en la vida diaria no es así. Para muchos el lamentarse es su carta de presentación. Quejarse por todo y ver todo como malo, enrarece el ambiente de cualquier lugar y el entorno de personas que puedan estar cercanos. Es evidente la falta de confianza en sí mismo. Pero también en Dios que es nuestro protector. Mary y Alice, trabajan en una gran empresa, que tiene como política de atención, modernos protocolos para ganar clientes. Algunos de cuyos pilares son: mirarlo a los ojos, sonreírle y saludarles cordialmente. Esto lo realizaban de acuerdo al estado de ánimo. Cuando los contactos no le eran favorables, se colocaban de mal humor, y esto replicaba en los demás trabajadores. Siempre que podía me acercaba a ellas con el propósito de dar una palabra de aliento.

El Dios vivo, es el agua de vida para el que busca a Dios. Aunque todo pareciera oscuro, la luz del día llegará; aunque el otoño quite las hojas de los árboles, la primavera los vestirá de flores y verdoso follaje. Una sonrisa y una mirada compasiva acercan a las personas hacia ti.

Jorge Pinilla Burgos, Chile

Dialoga con tu corazón
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *