Tiempo de actuar

El perdón – 2
13 septiembre 2017
¿Por qué llevar los hijos a la iglesia? – 2
14 septiembre 2017

Tiempo de actuar

Lectura: Salmos 119:121 – 128

“Tiempo es de actuar, Jehová, porque han invalidado tu Ley.” v.126

Varios escritos del apóstol Pablo mencionan la figura de un atleta. Los que corren en el estadio, El que lucha como atleta, Todo aquel que lucha, son algunas de sus expresiones. Para los deportistas existe un tiempo de preparación personal; en ocasiones solo para disputar una carrera individual de velocidad pura en brevsimos segundos. En aquellos en los que la acción se desarrolla en equipo, hay jugadores titulares y otros suplentes. Estos deben estar listos para intervenir cuando el director técnico lo crea conveniente y los llame; entonces llega para ellos su tiempo de actuar.

En muchos Salmos hay mención genérica de malos, transgresores, injustos o términos semejantes. Sus conductas habían llegado a intranquilizar al salmista porque parecía que aunque procedieran mal, todo parecía resultarles bien y progresaban en sus asuntos. ¿No nos resulta conocida esa situación?

Hoy se aprueban leyes que autorizan vicios esclavizantes, la sociedad convalida prácticas sociales reñidas con la moral, la familia deja de ser como Dios la formó, etc. En las palabras de nuestro texto bíblico, se ha invalidado la Ley del Señor. Entonces el salmista le pide a Dios que actúe para contrarrestar esa situación negativa. Es como si le dijera acuérdate de hacer algo; concepto parecido al de Habacuc 3:2 cuando le pide a Dios que avive su obra Son oraciones muy válidas. Pero como un eco, las palabras vuelven hacia quien ora así.

Podemos escuchar la voz de Dios que nos desafía a levantarnos de la indiferencia o la apatía; para nosotros también es tiempo de actuar.

David J. Corvino, Uruguay

Fuimos llamados para ser testigos de Jesús; es tiempo de actuar
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *