Legado al castellano

¿Halloween?
30 octubre 2017
500 años, ¿por qué?
31 octubre 2017

Legado al castellano


Lectura: Hechos 4:1-20

“…porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.” v.20

La Biblia del Oso, traducida por el sevillano Casiodoro de Reina y publicada en Basilea, Suiza en 1569 es una obra maestra de la literatura española. Recientemente el escritor Antonio Muñoz Molina, escribió un artículo sobre esta traducción titulado, “La obra maestra escondida”. Molina reconoce la gran aportación al castellano que supuso esta obra literaria. Cada vez hay más intelectuales e hispanistas que reconocen esta la aportación cultural. Es interesante y sorprendente a la vez, que en muchas ocasiones no son evangélicos los mayores expertos en el legado de los reformadores protestantes españoles.

Entre ellos, por supuesto, también hay historiadores evangélicos, es más, creo que han sido ellos los que han encendido la chispa y despertado el interés por estas páginas olvidadas de la literatura, ocultadas por la inquisición. Pero hay algo en este proceso que es preocupante: Qué sólo descubramos la aportación cultural de los reformadores y no seamos capaces de sintonizar con su motivación. Aquellos hombres y mujeres arriesgaron sus vidas, sufrieron destierro, persecución, difamación, enfermedades, hambre y martirio por traducir la Biblia y dársela al pueblo español. ¿Por qué? ¿Qué descubrieron en la Biblia que provocó tanta pasión? La única respuesta coherente es la que le dieron los apóstoles a las autoridades de Jerusalén cuando les mandaron callar: “no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído”. Fue Jesucristo quién motivó a los Reformadores Protestantes a luchar y sacrificar su vida para que la Biblia llegara al pueblo. Esa pasión, ese fuego sigue vivo y disponible para ti hoy.

José Pablo Sánchez, España

La pasión que mueve el corazón nace al sintonizar con la voluntad de Dios.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *