Vida abundante

Educando para volar – 3
12 octubre 2017
Yodo, Bocio – Problema del corazón
13 octubre 2017

Vida abundante

Lectura: Juan 10:7-18

“…y para que la tengan en abundancia.” v.10

Robin Williams fue un actor y comediante estadounidense. Ganó un Oscar y cinco Globos de Oro, tuvo fama y dinero; sin embargo, el 11 de agosto de 2014, decidió poner fin a su vida. Cuando era invitado a las conferencias para personas depresivas y con problemas de adicción, al hablar del suicidio, Williams lo planteaba de la siguiente manera: Es una decisión permanente, a una situación pasajera. ¿Por qué un hombre triunfador, según los estándares sociales, decide auto eliminarse?, tenía un claro concepto que los problemas son pasajeros.

Cuando no tenemos paz en nuestro interior, ningún bien o éxito material será suficiente. Quien debe llenar nuestro corazón es Dios; al sentirnos perdonados y perdonarnos, desafiamos el pasado, sabiendo que nada podemos hacer en el ayer, lo importante es el hoy, en el cual planeamos el futuro; lo único importante que nos deja el pasado es la experiencia, perdonar a quienes nos ofendieron trae paz a nuestras vidas, perdonar nuestros errores nos libera de la depresión y hace que miremos la vida con optimismo. A Dios no le interesa nuestro pasado, lo olvida, al arrepentirnos y alejarnos del error, alcanzamos Su misericordia y por ende, Su paz.

La depresión nos conduce al suicidio, la paz a disfrutar la vida; recuerda, la vida es pasajera, la eternidad es para siempre. Disfrutar cada momento con agradecimiento, esperando el futuro glorioso cuando Dios nos llame a Su presencia, nos da seguridad y ánimo para seguir viviendo; no hay nada difícil para Dios, ni siquiera mi dificultad; para Dios todo es posible, Él es mi paz. Teniendo techo y abrigo, estemos contentos.

Mario Gil Gómez, Colombia

Agradezco a Dios por la vida, la disfrutaré
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *