¡Victoria!

No botes el cajón
8 noviembre 2017
Liderazgo familiar efectivo – 1
9 noviembre 2017

¡Victoria!

Lectura: 2 Samuel 23:8-12

“… Aquel día Jehová dio una gran victoria, y se volvió el pueblo en pos de él tan sólo para recoger el botín.” v.10

La vida humana discurre de proceso en proceso, y cada nuevo instante se convierte en un desafío, en un obstáculo a vencer que nos colocará ante un nuevo reto que espera acción de nosotros como forma de avanzar. La clave es acción. Y así vamos, cayéndonos y levantándonos, renovando fuerzas y teniendo nuevas motivaciones que justifiquen y den sentido a lo que hacemos. Se requieren motivos, razones para que las luchas, para que las fuerzas invertidas ofrezcan la rentabilidad que se les supone.

En otras palabras, el esfuerzo que hacemos cobra sentido en la medida en que lo hagamos para avanzar. No importa la edad, niños, jóvenes y adultos requerimos de la conciencia necesaria para dar sentido a lo que hacemos. Vivir como sin saber que vivimos no es aconsejable y mucho menos deseable para nadie. Vale la pena recordarlo, siempre debemos tener algo y alguien por quien vivir, por quien soñar, por quien trabajar. ¿Qué queremos? ¿Qué buscamos? ¿Lo sabemos?

Se precisa hacer conciencia de la realidad en la cual estamos inmersos como paso previo a que la asumamos como tal. Saber qué somos, qué si y qué no tenemos probablemente nos ayude a definir propósitos y a ejecutar acciones cuya sola realización resulte satisfactoria. Si somos creyentes y ponemos a Dios como socio, como aliado, veremos acrecentarse nuestra fe, nuestra confianza en que obtendremos la victoria. Dar sentido a la lucha del diario vivir produce satisfacción cuando se obtiene la victoria. Obtener la victoria, triunfar, justifica lo que hacemos. En el Señor lo lograremos.

Adalberto Martínez, República Dominicana

¡Ahora o nunca!
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *