¡Qué tiempos vivimos!

Navidad 1: ¿Por qué Dios se hizo hombre?
7 diciembre 2017
Noticias de Iglesia en Marcha – 09/12/17
9 diciembre 2017

¡Qué tiempos vivimos!

Lectura: Mateo 24:3-13

“Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?…” v.3

Sentados en un Monte se encuentran unos jóvenes preocupados por el poder que los gobierna, la inestabilidad reinante y el devenir de los tiempos. Están alrededor de uno al cual le dirigen todas las preguntas y aunque sus respuestas siempre son adecuadas no siempre son bien interpretadas. Uno de ellos preguntó: Dinos, ¿cuándo sucederá todo eso? El joven cuyo nombre es Salvación les dijo: Primero muchos los van a querer engañar, mentir, más no se dejen. Oirán de guerras, hambres y terremotos. El Pecado Abundará y los odiarán por ser mis seguidores. Aparecerán muchos falsos profetas que engañarán a la gente. Y cuando se dé la Buena Noticia acerca del reino por todo el mundo, entonces vendrá el fin.

Por eso ustedes deben estar preparados todo el tiempo. El tiempo en que vivimos, nos muestra muchas de las señales indicadas en el Monte de los Olivos como señales de Su venida, dejemos que la brisa fresca de Su palabra golpee nuestras mentes con el mensaje de Salvación, que es la única verdad en un mundo de mentiras. Mientras tanto el trigo y la cizaña viven juntos, hasta el tiempo de la cosecha, donde la primera será cortada y desechada, mientras el trigo el dueño del campo se lo llevará a su granero. Aun puedo escuchar quien seguía hablando apasionadamente en el Monte de los Olivos, puedo sentir Su pasión y amor por todos; esto verdaderamente lo hace un grande, el más grande hombre de ayer, hoy y mañana y es aquel quien vendrá cuando menos se lo espere.

Alejandro Mainero, Paraguay

Aún se escucha el mensaje del Monte
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 15, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *