¡Ha llegado carta!

Dios existe
11 enero 2018
Familia y Sociedad II
15 enero 2018

¡Ha llegado carta!

Lectura: 2ª Timoteo 2:1-10

“Tú, pues, hijo mío, fortalécete en la gracia que hay en Cristo Jesús” v.1

Estoy seguro que si estuviéramos presos, tuviéramos a nuestros hijos lejos y supiéramos que nos queda poco tiempo de vida, les haríamos llegar por cualquier medio nuestros mejores consejos para que a ellos les fuera bien en la vida, porque los amamos y desde ahora en adelante no les veremos más en esta tierra. ¿Puedes imaginarlo?, pues eso es lo que el Señor pone frente a nuestros ojos: ‘Tú, pues, hijo mío, fortalécete en la gracia que hay en Cristo Jesús.- Cuando el apóstol Pablo le escribió esta carta a Timoteo se encontraba preso y sabía que le quedaba poco tiempo de vida.

Soy un convencido que el Señor nos hizo llegar esta carta para que la leamos con el mismo sentido que fue escrita, y por eso cada uno de nosotros también debería tomar estas Palabras como buenos consejos, como lecciones de vida que un padre quiere heredar a su hijo amado. Es como si Dios mismo, entonces, fuera Quien te dice: -Tú, pues, hijo mío, fortalécete en la gracia que hay en Cristo Jesús-. ¡Estas Palabras te hablan directamente a ti!.

Siempre decimos que nuestra fe cristiana es de naturaleza comunitaria, y por eso nos congregamos y de ahí que le damos importancia a ser miembros activos y reconocidos de una iglesia local. Sin duda ser parte de una comunidad de hermanos es el plan y la voluntad de Dios para nuestras vidas, tal cual lo vemos muchas veces en las Escrituras.

Iván Castro Bravo, Chile

Nuestra fe es algo que debemos vivir de manera personal con nuestro Padre
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *