Idolatría

No en este mundo
26 enero 2018
El milagro de una vida
30 enero 2018

Idolatría

Lectura: Deuteronomio 4:15-19

“…y te inclines a ellos y les sirvas…”

Para pasar a la eternidad se requiere creer y confesarque Jesucristo murió por nosotros, que resucitó y que es nuestro único Salvador. Muchos dicen creer en todo esto, sin embargo, cuando los problemas y preocupaciones vienen recurren a imágenes externas. Creen que Dios está en imágenes de madera, cerámica o plástico; imágenes hechas por hombres. Esto es idolatría (Deuteronomio 4:15-19; Éxodo 20:3-5. Hechos 19:23-41). Con estos actos le están diciendo a Dios que todo el sacrificio que hizo Su Hijo es en vano, que no era suficiente, que hay personas más poderosas que Él y que todo Su amor por nosotros no nos satisface. La Biblia dice que Él es nuestro ÚNICO Mediador (1Timoteo 2:5), nuestro abogado ante el Padre (1 Juan 2:1).

Dios ve nuestros corazones. Antes de agarrar una estampilla o cargar una efigie –hechas de manos de hombre- doblemos nuestras rodillas o apartémonos a un lado para abrirle nuestro corazón, contarle cómo nos sentimos y aunque Él ya lo sabe, al cultivar este hábito, Su Espíritu nos guiará, Dios Padre tomará nuestras cargas y Jesucristo nos dará Su paz. Hagamos como el camello que se arrodilla delante de su señor y le entrega sus cargas.

Así como cuando Pedro intentó caminar sobre las aguas (Mateo 14:28-29), al enfrentar pruebas no desviemos nuestra mirada de Él. Hay muchos problemas cuya solución está fuera de nuestro alcance, pero si permanecemos en Él tendremos la plena confianza que Él nos guiará, nos abrirá puertas y ventanas para ver la luz a la solución. Pablo nos recuerda esta promesa en 1 Corintios 10:13.

Nery De Las Casas Berreteaga, Estados Unidos

Hay luz aún en las tormentas
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *