Higuera estéril

La sombra de la cruz
26 marzo 2018
Significado de la resurrección
27 marzo 2018

Higuera estéril

Lectura: Marcos 11:11-22

“Y viendo de lejos una higuera que tenía hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo; pero cuando llegó a ella, nada halló sino hojas.” v.13

La higuera es, junto al olivo y la vid, uno de los tres árboles más destacados de la Biblia. El historiador judío Flavio Josefo dice: La higuera es el árbol más fecundo que existe, llega a dar frutos durante diez meses al año.

Este episodio, que sucede en la semana de la crucifixión, es excepcional en el ministerio de Jesús. Sus milagros fueron para bendecir y dar vida, y aquí sucede lo contrario. Jesús vio la higuera, llena de hojas, pero cuando fue a buscar no halló higos. La higuera es un árbol muy particular, el higo es a la vez flor y fruto. En las higueras de la región el fruto sale antes que las hojas por lo tanto era una higuera llamativa por su precocidad. Jesús buscaba los frutos, que indicaban su fertilidad, pero no los encontró.

En los profetas la higuera simboliza a Israel (Oseas 9.10; Jeremías 24.8) Esa semana se cerraría el capítulo de la relación entre Dios e Israel para abrir la gracia para todos los hombres. Luego de la maldición Jesús entra al templo y echa a los mercaderes que lo habían convertido en cueva de ladrones. Al otro día los discípulos ven que la higuera se ha secado. El Señor no había encontrado en su pueblo los frutos esperados.

Todo la fuerza que recibimos de Dios es para que llevemos fruto. Muchas veces malgastamos lo recibido y damos solamente hojas. El Señor te dio vida y su gracia te sustenta. No te quedes en las hojas porque Dios espera que fructifiquemos y seamos de bendición para los demás.

Salvador Dellutri, Argentina

“En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto.” Juan 15.8
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *