La Palabra nos da vida

El buzón de queja
25 abril 2018
Esperanza en la vida
26 abril 2018

La Palabra nos da vida

Lectura: Salmos 119:25 – 32

“Abatida hasta el polvo está mi alma; vivifícame según tu Palabra.” v.25

En esta vida nada es perfecto. Nos toca vivir momentos buenos, por los cuales damos gracias a Dios; pero desde que el pecado entró en el mundo, también entró la aflicción, los problemas, las angustias y la desesperanza.
Esa es la cruda realidad que nos indica puntualmente este versículo; el salmista está terriblemente abatido, de una forma especialmente profunda: hasta el polvo, que es lo mismo que decir «hasta la muerte», desde que el Señor nos dijo «pues polvo eres, y al polvo volverás»

Es hora de enfrentar esta realidad. El mundo es una tragedia viviente, y en innumerables ocasiones tendremos sobradas razones para estar abatidos. Pero cuando nos encontramos en esta situación ¿Cómo podemos enfrentar este destino de dolor? La respuesta del salmista es una súplica confiada que contiene una profunda y sencilla verdad: «vivifícame». Pidamos confiadamente y en oración a Dios que derrote las fuerzas de la muerte y del pecado que hoy dominan al mundo dándonos vida. El modo de lograrlo también es muy claro: «según tu Palabra». La Palabra de Dios significa superar el abatimiento y la postración pues contiene la Buena Noticia de que en Jesucristo y a través de su obra consumada en la cruz, somos aceptados como conciudadanos del Reino, miembros de la familia de Dios, y que tenemos esperanza.

Recurramos siempre a la Palabra de Dios con plena confianza; ella nos mostrará y alumbrará el único camino de la vida, y de la victoria ante el dolor, el abatimiento y la muerte.

Eduardo Sánchez, Paraguay

La Palabra de Dios da vida y nos ayuda a superar el abatimiento.
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *