Peculiar locura

El valor de la disciplina del siervo de Dios – 2 / Frustración 1
18 abril 2018
Big Data y Marketing
19 abril 2018

Peculiar locura

Lectura: Romanos 12: 1-5

“Digo pues por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí el que debe tener.” v.3

Cuando era joven, una tía repetía cada tanto un refrán en el dialecto de su pueblo natal. Por supuesto, yo no entendía, y ante mi pregunta, ella me traducía: “dos locos estuvieron durante años tironeando de una hilacha, sin romperla”. – Pero tía, eso no puede ser, decía yo. Una hilacha se rompe sin ningún esfuerzo. Ella me explicaba que esos 2 “locos” tenían una peculiaridad: cuando un loco tiraba, el otro era tan loco como para aflojar.

Así son los que integran matrimonios que llegan a los 50 años de casados y más. Sus integrantes tienen respeto a Dios, y al cónyuge. Este concepto se va haciendo realidad cuando nos relacionamos con Dios. El evangelio nos enseña que somos perfectos en Cristo, y al mismo tiempo pecadores. Pablo advierte que en los últimos días, los hombres serán “amadores de sí mismos… más que de Dios” (2 Timoteo 3:2, 4).

El concepto de la autoimagen, autoestima y amarse a sí mismos, ha llegado a ser un tópico fuerte y el tema de muchas discusiones. Y vemos que muchos entran en la etapa matrimonial sin perder de vista la puerta de salida, siempre listos para reclamar sus derechos, para romper el vínculo con cualquier excusa, y sin tener en cuenta la voluntad de Dios. Pero es una bendición llegar a edad madura de la vida con tantos años compartidos con alguien especial, y se nos hace difícil imaginar la vida sin esa otra persona a nuestro lado.

Vartan Mamigonian, Uruguay

Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla. Hebreos 13:4
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *