Salvos por Gracia

Un puente hacia Terabithia
4 abril 2018
Frente a Dios
6 abril 2018

Salvos por Gracia

Lectura: Efesios 2:4-8

“…las abundantes riquezas de su gracia…” v.7

Si tú y yo somos salvos, se debe a que fuimos objeto del favor de Dios cuando estábamos muertos en delitos y pecados; no porque hemos estado buscando a Dios todo el tiempo, sino porque él nos amó todo el tiempo.
Aun cuando nosotros vivíamos en la vanidad de nuestra mente. Desde el profeta Jeremías, quien vivió seis siglos antes de Cristo, nos vienen las preciosas palabras: Con amor eterno te he amado, por tanto, te prolongué mi misericordia (Jeremías 31:3).

Aunque son palabras dirigidas al pueblo de Israel, enseñan una verdad que la Biblia repite constantemente: Dios nos
ama desde la eternidad y prolonga cada día su misericordia. La idea que muchas personas tienen de un Dios airado, justiciero y cruel, irremisiblemente resuelto a castigar a la humanidad y persiguiendo a los hombres para condenarles por su pecado no procede de la Biblia.

Por favor, nunca dudes de que Dios esté a tu favor pase lo que pase. Siempre puedes contar con la gracia de Dios. La fe bíblica es una combinación de creencia y actitud; es la aprobación que se da a una verdad, y también, la confianza que se deposita en alguien. Entonces, fe salvadora es aquella que responde a la convicción que tú tienes sobre Cristo y su obra redentora. Ser salvos por la fe quiere decir que somos salvos en dependencia de lo que creamos sobre Jesús. Nuestra salvación, esa que recibimos totalmente por gracia tras la decisión volitiva y consciente de poner nuestra fe en Cristo, es toda ella un don de Dios, un regalo soberano e inmerecido.

Alberto I. González Muñoz, Cuba

La gracia de Dios nos libra de condenación
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *