Seguir a Dios

Frente a Dios
6 abril 2018
Teomanía o Contrición
10 abril 2018

Seguir a Dios

Lectura: Mateo 4:18-25

“Venid en pos de mí, y os haré pesca- dores de hombres.” v.18

Al comenzar su ministerio Jesús invitó a diversas personas para que le siguieran. Algunos fueron pescadores, como Pedro, Andrés, Juan y Jacobo, mientras que Mateo era cobrador de impuestos. Todos eran distintos por la edad que tenían, como por su formación y sus oficios o trabajos.

Sin embargo todos tuvieron en común que se encontraron con Jesús, que creyeron que era el Mesías, y aceptaron su invitación para ser sus discípulos. Esta certidumbre los impulsó para dejar todo (familia, amistades, trabajo, ciudad) para seguirle en sus viajes misioneros por toda Palestina. Durante meses caminaron a su lado escuchando sus enseñanzas y viendo las maravillas que hacía.

Cuando habían adquirido suficiente experiencia, Jesús les dio poder para que vayan por los poblados predicando sobre el reino y sanado a los enfermos. Obedecieron al Señor y desarrollaron un trabajo extraordinario. Ellos mismos se maravillaron de la tarea que realizaron en el nombre de Jesús. Después de esa experiencia ellos continuaron aprendiendo y capacitándose para continuar con la obra del Salvador.

Después que Jesús murió, resucitó y ascendió al cielo, Dios envió al Espíritu Santo sobre ellos invistiéndolos de poder para evangelizar el mundo. Habían seguido al Salvador en vida y, ahora que ya no estaba, lo hacían por fe, guiados y fortalecidos por el Espíritu Santo.

Hoy Jesús te llama porque desea perdonar tus pecados y hacerte su discípulo. Quiere que seas lleno del Espíritu Santo y que le sigas por fe, testificando a tus familiares, vecinos y amigos que Jesús es el Salvador. ¿Cómo responderás a su llamado? ¿Le seguirás por fe?

Rogelio Nonini, Argentina

Acepto hoy a Jesús como mi Salvador y resuelvo seguirlo como fiel discípulo
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *