Nutridos de la Palabra

Proverbios II – El corazón en Proverbios
24 junio 2018
Cristo sana tu condición
26 junio 2018

Nutridos de la Palabra

Lectura: Salmos 1:1-6

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2 sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. 3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará”. vv. 1-3

La relación filial de Padre a Hijo, es posible solamente con la Gracia infinita de Dios ofreciendo a Su Hijo amado a morir en la cruz y de esa manera abrir la puerta de La Salvación para el ser humano pecador. Y al poseer personalmente la Salvación, recibiendo a Jesucristo como el Señor y Salvador, entonces se abre el apetito para comenzar a nutrirse de La Palabra de Dios porque de esa manera será habilitado para compartir la Palabra que ahora la entiende y la vive.

Para vivir la Palabra de Dios, primero tiene que conocerla y entenderla. Esto es un proceso revelado por Dios en Su Palabra, por ello tiene que conocerla en primer lugar, esto se puede tomar como un proceso en el cual hay cuatro necesidades que serán suplidas paulatinamente y se la comparto porque Dios me ha enseñado lo que aquí puede leer para que inicie: Necesidad de Conocer la Palabra, Necesidad de Entenderla, Necesidad de Practicarla y Necesidad de Comunicar lo que vaya practicando de la Palabra de Dios.

Este es un momento especial para iniciar nuestro regreso a Dios y a su Palabra y así el cumplir Su propósito en su vida.

Héctor González García, Colombia

Comience por conocer La Palabra de Dios
Meditación publicada en el libro devocional de RTM Alimento para el Alma – volumen 16, para conseguir una copia de la edición impresa visítenos en Soriano 1335 (Montevideo, Uruguay) o en su librería cristiana más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *